fbpx

Entumecimiento emocional y cómo saber si lo tienes actualmente

entumecimiento emocional

¿Te cuesta expresar lo que sientes? ¿Nada te emociona? ¿Conoces a alguien con estas características?

Cuando hayas terminado de leer este artículo sabrás una de las causas detrás de ello, sus síntomas y qué puedes hacer para revertir el entumecimiento emocional.

¿Qué es el entumecimiento emocional?

Para comprender mejor este concepto nos referiremos a una palabra que, aunque no significa lo mismo, nos dará una idea más clara de lo que se trata.

La palabra en cuestión es “adormecimiento”.

Estar adormecido no implica estar dormido. Tal diferencia es importante tenerla en cuenta porque en el entumecimiento emocional no hay una supresión emocional absoluta, sino una respuesta menor, normalmente, mucho menor, a los estímulos emocionales.

El entumecimiento emocional es, pues, un proceso en el que una persona anula sus respuestas emocionales.

Las causas de este fenómeno son distintas y las veremos a continuación.

 

Causas del entumecimiento emocional

Antes que todo es importante recalcar que las emociones son respuestas adaptativas a los eventos del entorno.

En primera instancia, una persona con sus emociones “entumecidas”, tiene disminuidas o anuladas tales respuestas.

Por ejemplo, aquellos eventos o estímulos que, normalmente, nos producen miedo, a una persona con tal estado, le produce muy poco o nulo temor.

Algo similar sucede con la rabia, la alegría, la tristeza y el asco.

Dicho esto, una persona con entumecimiento emocional está disminuida ante muchas situaciones de su entorno y merece comprensión.

Los señalamientos e invitaciones a emocionarse deben evitarse.

Los síntomas más comunes son:

  • Sentirse distante de lo que sienten los demás. Si estás en un grupo y las personas, por ejemplo, están alegres, te cuesta sentir esa alegría y entender por qué ellos lo están.
  • Si las emociones son montañas, tus emociones son mesetas. Es como una sensación de sentirse plano en lo emocional.
  • Si antes disfrutabas algo, ahora ya no. Y no porque no te guste, sino porque, por más que lo intentes, no te da placer.
  • En vez de estar con otras personas, prefieres aislarte, aun cuando las actividades sean disfrutables para ti.
  • Dificultad para sentir estados de ánimo como la felicidad y la esperanza aun a pesar de tener claras ocasiones para ello.

Además, las personas con entumecimiento emocional, pueden apelar a discursos que escondan conductas evitativas.

Por ejemplo, si alguien los invita a salir, se puede inventar alguna excusa para no hacerlo y difícilmente dirá qué es lo que le está pasando, bien porque ni siquiera lo tenga consciente o bien porque sienta que no lo van a comprender.

entumecimiento emocional
Cuando alguien está en una situación en la que sus emociones estén adormecidas, lejos de querer animarlo o culparlo por lo que le pasa, hay que escucharlo y sugerirle ayuda profesional.

Causas del entumecimiento

emocional

Aunque las causas son diversas, en este punto de lo que conocemos, podemos afirmar que el entumecimiento emocional es un mecanismo de protección para no sentir.

De alguna forma, no sentir, es un alivio, una coraza para no contactar con los sentimientos y emociones, no importa su índole: si son aquellas consideradas como incómodas (rabia, tristeza, asco) o las más disfrutables (alegría, amor).

Aun así, a pesar de esta causa raíz, hay otras relacionadas que aumentan las posibilidades de tal adormecimiento emocional.

Estas son:

Dolor por pérdida

Casos como la muerte de un familiar o una pérdida cercana pueden hacer que esta “coraza” se active como un mecanismo de protección frente a otras posibles situaciones dolorosas.

Depresión

La anhedonia es uno de los principales síntomas de la depresión. Esta se define como la incapacidad para sentir placer aun cuando la situación o el estímulo lo sean.

Anhedonia y entumecimiento emocional son situaciones muy parecidas, pero deben tener un abordaje diferencia, pues la primera es un síntoma depresivo y la segunda no necesariamente se correlaciona con depresión.

Ansiedad

Los altos niveles de estrés a los que está sometida una persona con ansiedad pueden hacer que alguien se bloquee para evitar más estrés.

Digamos que, si el organismo ha alcanzado niveles muy altos de preocupación y miedo, el entumecimiento emocional le evitaría sentir más.

Medicamentos

Hay medicamentos que alteran el funcionamiento hormonal y con ello los estados emocionales y anímicos.

Los antidepresivos, por ejemplos, también pueden tener estos efectos y, de alguna manera, desensibilizar a quien los consume.

En este tipo de casos es fundamental el abordaje en conjunto con el especialista, quien podrá cambiar las dosis y ajustarlas a la situación del paciente.

Casos de abuso emocional

Las personas que son abusadas en lo emocional, sobre todo en su etapa infantil, cuando crecen, tienen más probabilidades de sufrir el adormecimiento de sus emociones.

Una vez más, este actuaría como una forma de protegerse frente a lo que sigue considerando como posible: más abusos.

Altos niveles de estrés

Si algún electrodoméstico está recalentándose, casi siempre tiene un mecanismo de apagado que lo protege.

Con el estrés hay que tener cuidado porque se asume como algo que es normal en nuestros tiempos y, aunque es una reacción necesaria para nuestra supervivencia, no la soportamos durante mucho.

Si el estrés se vuelve crónico o tiene picos muy altos en un periodo de tiempo corto, entonces el organismo puede apelar a este mecanismo de protección.

Esquizofrenia

Los pacientes con esquizofrenia suelen pasar por estos capítulos de apatía con bastante frecuencia. Aunque no se tiene clara la relación, es algo para prestar atención si este es tu caso o el de algún familiar cercano.

Si la causa principal del entumecimiento emocional es escaparse o evitar emociones para no sentir malestar, antes debe encontrarse la causa que gatilla tal conducta.

Tratamiento en caso de entumecimiento emocional

Recordemos que la causa no necesariamente es psicológica, sino que también puede haber un componente orgánico relacionado con el consumo de medicamentos o sustancias.

A esta tarea deberá abocarse el especialista para conseguir alternativas viables al problema que lo causa.

Si se ha comprobado que no haya una relación directa con el consumo de medicamentos o sustancias, entonces es pertinente que la persona se realice análisis de sangre y marcadores hormonales.

Con estos resultados en mano, el especialista debe descartar que no haya ninguna disfunción que esté causando el problema.

Entonces el camino que sigue es el psicoterapéutico, en donde corrientes como la Terapia Cognitivo Conductual, la Terapia de Aceptación y Compromiso o el Posracionalismo son recomendadas para este tipo de casos.

La actividad física y el descanso adecuado deben ser incluidos en cualquier abordaje.

 

Entumecimiento emocional-Conclusión

Los cambios necesarios para superar este adormecimiento de las emociones pasan por asumir antes modificaciones en el estilo de vida.

Minimizar el estrés y aprender a lidiar con él con técnicas específicas, hacerse cargo de las situaciones del pasado que te afecten de forma negativa y modificaciones que el especialista considere necesarias, son fundamentales para recuperar o lograr el bienestar emocional que necesitas.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email