El pensamiento mágico y sus repercusiones

Pensamiento Mágico

Es una forma de razonamiento que da explicación a los fenómenos de la naturaleza según aspectos sobrenaturales y le asigna a objetos inanimados voluntad e intenciones propias. Asimismo, utiliza estos principios para explicar el funcionamiento de las cosas y del universo así como su origen, acompaña sus descripciones con creencias en poderes sobrenaturales y seres superiores invisibles. 

 

Existen puntos determinados en la historia, y conceptualizaciones clásicas lo señalan como un razonamiento pre científico, sin embargo, aunque desde el auge de la ciencia se han podido determinar y comprobar explicaciones lógicas, razonables y en base a la experimentación, esto no quiere decir que el pensamiento mágico no exista en una época moderna. 

 

Se mantiene presente y se puede observar en aspectos tan cotidianos como desearle suerte a alguien y en creencias supersticiosas como “pasarás por desdichas por romper un espejo” . Estas asociaciones inadecuadas a los eventos y la antropomorfización de objetos para explicar causas desconocidas continúa en múltiples culturas y en individuos de todas las edades. 

 

Psicología y pensamiento mágico

Pensamiento Mágico

La American Psychological Association (APA) ha definido el pensamiento mágico como una creencia en la que es posible influir en la conducta de otras personas o en sucesos independientes de sí mismo mediante el pensamiento, los deseos o actividades rituales. La psicología y la psicometría ofrecen escalas para la medición del pensamiento mágico en distintas poblaciones y han permitido comprenderlo como un conocimiento que reta a principios básicos establecidos por la ciencia.

 

En la psicología del desarrollo, se ha vinculado con los estadios que corresponden a la infancia hasta la edad de once años, lo que el psicólogo Piaget estableció como estadio de operaciones concretas, donde los niños comienzan a diferenciar la realidad de la fantasía. Por otra parte la psicopatología ha vinculado el pensamiento mágico con el desarrollo posterior de trastornos como la esquizofrenia y las alucinaciones, siendo un tema en discusión actualmente. 

 

Por otra parte, lo mágico se ha encontrado presente en el pensamiento de personas de todo el mundo en todas las épocas, se ha considerado un patrimonio del funcionamiento cognoscitivo y no se reduce a pueblos separados de la civilización, niños, ni pacientes psicóticos.  

Aspectos relacionados o influyentes 

 

Estudios antropológicos y de la psicología llegaron a relacionar los niveles de pensamiento mágico con factores como las variables sociodemográficas: el sexo, el nivel económico y la edad. Donde algunos autores encontraron que en determinadas poblaciones el nivel socioeconómico es lo que más influye en este tipo de pensamiento; indica que las personas de menos recursos presentaron mayores niveles de pensamiento mágico y fue posteriormente contrarrestado por otros estudios que destacan más bien la educación pero en general afirman que estos factores no interfieren.

Consecuencias del pensamiento mágico 

El pensamiento mágico rechaza premisas lógicas y comprobables de la realidad, incluyendo en muchas ocasiones, aquellas que tienen gran valor adaptativo. Si se le confieren todas las respuestas a fuerzas externas y se confía en principios mágicos se paraliza la acción individual ante situaciones que dependen de la conducta, la preparación o la acción de cada persona, en muchas ocasiones esto los aleja de soluciones reales. 

 

Por ejemplo, si se cree que por deseo, voluntad o ritual, se puede curar de una enfermedad o resolver un conflicto interpersonal y no se toman otras acciones para este fin es posible que existan consecuencias para el sujeto que afecten su bienestar. 

 

Por el contrario, puede tener un efecto culpabilizante cuando se sienten responsables de un suceso adverso para él mismo u otros, solo por pensar en ello o desearlo si es dentro de su creencia otorga tal poder al pensamiento. 

 

Actualmente, se promueve que la educación brinde de los conocimientos científicos de todas las áreas básicas de desenvolvimiento humano en relación a su entorno y al funcionamiento de las leyes naturales. Esta es la forma en que cada persona puede ejercer sus derechos dentro de la sociedad con responsabilidad y participar en decisiones políticas y sociales que conserven el equilibrio a nivel medioambiental e incluso económico.   

 

También, el participar en movimientos que tengan un efecto positivo en problemáticas sociales con acciones precisas y que favorezcan al colectivo, en lugar de realizar solo peticiones a entes invisibles o actividades espirituales. 

 

Entre otros aspectos psicológicos desfavorables, este tipo de pensamiento ha sido catalogado como sesgo cognitivo y favorece la aparición de otros, lo cual disminuirá las oportunidades de crecimiento y comprensión para la persona haciéndolo ver una sola posibilidad. 

Pensamiento mágico en psicología cognitiva

En la teoría cognitiva el pensamiento mágico es una distorsión cognitiva, es decir, una manera equivocada de procesar información según lo que ocurre alrededor. Estas atribuciones suelen entorpecer el desenvolvimiento de alguien en su medio y generar conflictos y también se encuentran presentes en patologías o trastornos como el trastorno obsesivo compulsivo y el trastorno de juego, por ejemplo el pensamiento de una persona con TOC “si no cierro la puerta tres veces me va a suceder algo malo”.

 

Las primeras recomendaciones para comenzar a abordar el pensamiento mágico, cuando se comprende que está causando determinadas dificultades, son:

 

Detenerse y pensar

El cuestionamiento de las creencias propias y de aquellas que han sido transmitidas de generación en generación es fundamental, pensar si la conclusión realizada tiene bases sólidas puede ampliar el panorama a otras explicaciones, en especial si se tiene acceso a bases científicas relacionadas. 

 

Indagar sobre el tema 

Es mucho mejor informarse y adquirir nuevos conocimientos antes de sacar conclusiones erróneas, ya sea del funcionamiento de algo o de conductas y motivos externos a sí mismo. Hoy en día hay muchos profesionales en todas las áreas de desempeño humano a los que se puede acudir, libros de valor científico, estudios y páginas de internet de fuentes confiables. 

Buscar apoyo

Cuando un pensamiento o creencia que se puede relacionar a lo “mágico religioso” genera malestar o es un impedimento para el funcionamiento cotidiano se recomienda pedir ayuda a profesionales de la salud mental. Algunos pensamientos, en especial los que contienen acciones o rituales que se deben realizar de cierta manera para lograr el éxito o evitar desgracias pueden generar altos niveles de ansiedad y angustia a cualquier persona.

 

Comparte este artículo