3.png
Encuentra un psicólogo y reserva hora
Selecciona una fecha para tu cita, tu previsión y sucursal de preferencia
Planyo online booking system

Citas Online

Citas Presenciales

Bajos Aranceles

Fonasa e Isapre

El mito de que el cerebro usa solo el 10% de su capacidad

Durante décadas, ha existido una creencia popular que ha capturado la imaginación de muchas personas: el mito de que solo utilizamos el 10% de nuestra capacidad cerebral.

Esta idea ha sido ampliamente difundida y ha alimentado la especulación sobre el potencial sin explotar de la mente humana.

Sin embargo, los avances en la neurociencia moderna han demostrado de manera concluyente que esta afirmación es falsa. A continuación, exploraremos la verdad detrás del mito y analizaremos cómo el cerebro realmente funciona al máximo de su capacidad.

El origen del mito

Aunque no está claro quién fue el responsable de iniciar este mito, se cree que se originó a principios del siglo XX. Se ha atribuido erróneamente a figuras prominentes como Albert Einstein o William James, pero no hay evidencia de que alguna vez lo hayan mencionado.

Es posible que este mito haya surgido de una mala interpretación o malentendido de la complejidad del cerebro humano, sobre todo basada en la noción de inconsciente propuesta por Freud, según la cual, solo tenemos acceso a una parte de la mente, específicamente, al consciente.

Aunque su explicación se refería a procesos cognitivos, es probable que se haya trasladado al cerebro como órgano y que muchas personas hayan empezado a ver el inconsciente como un potencial por usar.

Afortunadamente, esta noción de estados del aparato psíquico es obsoleta y hoy se entiende a la mente como un todo integrado.

La complejidad del cerebro

El cerebro humano es uno de los órganos más fascinantes y complejos del cuerpo humano. Está compuesto por miles de millones de células llamadas neuronas, que se comunican entre sí a través de conexiones sinápticas. Esta intrincada red de células y conexiones permite al cerebro realizar una amplia gama de funciones cognitivas y controlar todas las actividades del cuerpo.

Pensar que hay un gran porcentaje del cerebro sin usar es un error que contradice la evolución de este órgano. Pensemos por un momento en que la naturaleza del acto evolutivo es adaptarnos a nuestro entorno, razón por la cual no tendría sentido desarrollar un cerebro como el nuestro para que solo usáramos un porción de él.

Visto desde otra perspectiva, sería como construir un edificio de 100 departamentos para solo habitar 5 o 10. Tal esfuerzo sería inútil y se pudiera emplear en otras adaptaciones o mejoras.

Uso total del cerebro

Contrario a la creencia popular, los estudios científicos han demostrado que utilizamos la totalidad de nuestro cerebro, no solo el 10%. La idea de que solo usamos una pequeña fracción de nuestra capacidad cerebral se originó a principios del siglo XX y ha sido ampliamente desacreditada.

Las técnicas de imagen cerebral, como la resonancia magnética funcional (fMRI) y la tomografía por emisión de positrones (PET), han revelado que incluso en reposo, el cerebro muestra actividad en múltiples regiones.

Cada parte del cerebro tiene una función específica, y cuando se realiza una tarea particular, múltiples regiones cerebrales trabajan en conjunto para completarla.

Por ejemplo, si estás leyendo este artículo, áreas asociadas con el procesamiento visual, la comprensión del lenguaje y la memoria estarán activas simultáneamente. Cada función cognitiva requiere la participación de diferentes partes del cerebro, y todas estas regiones están activas y en uso constante.

Neuroplasticidad y adaptabilidad

Una de las características más notables del cerebro humano es su capacidad para adaptarse y cambiar a lo largo de la vida. Esta propiedad se conoce como neuroplasticidad. El cerebro tiene la capacidad de reorganizar sus conexiones sinápticas y establecer nuevas vías neuronales en respuesta a la experiencia y al aprendizaje.

Este fenómeno es visto incluso en personas que han sufrido accidentes cuyas consecuencias han afectado regiones importantes del cerebro. De algún modo, muchas células se organizan para cumplir funciones afectadas, aun cuando no sea de manera exacta a las anteriores.

La neuroplasticidad permite que el cerebro se adapte a nuevas situaciones, adquiera nuevas habilidades y se recupere de lesiones. Los estudios han demostrado que incluso en la edad adulta, el cerebro puede generar nuevas neuronas en ciertas áreas y fortalecer las conexiones entre ellas. Esta capacidad adaptativa subraya aún más el hecho de que utilizamos todo el cerebro y que su potencial es mucho más amplio de lo que se creía anteriormente.

el cerebro solo usa el 10% de su capacidad
El cerebro es un órgano adaptable. Sus millones de conexiones son rutas para el aprendizaje constante, pero deben ser estimuladas constantemente para lograrlo.

Maximizando el rendimiento cerebral

Si bien es cierto que utilizamos todo nuestro cerebro, eso no significa que no haya margen para mejorar su rendimiento. Algunas estrategias pueden ayudar a potenciar nuestras habilidades cognitivas y optimizar el funcionamiento del cerebro:

  1. Ejercicio físico: La actividad física regular aumenta el flujo sanguíneo al cerebro y promueve la liberación de sustancias químicas beneficiosas, lo que puede mejorar la función cerebral.
  2. Alimentación saludable: Consumir una dieta equilibrada, rica en nutrientes esenciales como ácidos grasos omega-3, vitaminas y minerales, puede apoyar la salud cerebral.
  3. Sueño adecuado: El descanso adecuado es vital para el rendimiento cerebral óptimo. Durante el sueño, el cerebro consolida la información y realiza procesos de reparación y mantenimiento.
  4. Desafío intelectual: Mantener la mente activa a través de la lectura, los rompecabezas y el aprendizaje continuo puede ayudar a estimular y fortalecer las conexiones cerebrales.
  5. Reducción del estrés: El estrés crónico puede afectar negativamente la función cerebral. Practicar técnicas de manejo del estrés, como la meditación o el yoga, puede contribuir a un mejor rendimiento cognitivo.

Conclusión

El mito de que solo utilizamos el 10% de nuestra capacidad cerebral ha sido refutado por la investigación científica. El cerebro humano es un órgano altamente complejo y adaptable que utiliza toda su capacidad en cada actividad que realizamos. Aunque el potencial del cerebro es amplio, no hay una reserva sin explotar esperando ser liberada. En cambio, podemos optimizar su rendimiento a través de hábitos saludables y prácticas que respalden la función cerebral. 

_________________________

Si quieres recibir atención profesional personalizada para abordar este u otros asuntos relacionados con la salud psicológica, agenda tu sesión online ahora mismo y experimenta el bienestar que tanto deseas.

Comparte:

Realiza un Test:

Para leer: