Aplicaciones y beneficios en el mindfulness

el mindfulness

Aplicaciones y beneficios del mindfulness

El mindfulness se trata de una técnica basada en la meditación, esta consiste en la observación de la realidad en el tiempo presente, sin tener en cuenta los juicios permitiendo una apertura y aceptación completa, esto ha demostrado resultados satisfactorios en una gran variedad de trastornos tanto mentales como físicos, también ha mejorado los efectos en el trabajo terapéutico y en el vínculo con el paciente.

¿Cómo se conforma el mindfulness?

el mindfulnessExisten componentes que estructuran al mindfulness, estos provienen del Zen.

Atención al presente

Se refiere a darle mayor importancia y atención al momento actual, ignorando rumiaciones del pasado o expectativas y temores al futuro. Durante la meditación, la persona puede centrarse en analizar sus procesos internos. y durante su rutina diaria puede centrarse en la tarea del presente. 

Abrirse a la experiencia

Esta es la capacidad de experimentar dejando de lado las creencias ya obtenidas, es una cualidad que el Zen explica cómo la “mente de principiante”, esto también se aplica para las experiencias negativas las cuales debe observarse desde la curiosidad.

Aceptar

Se define como la experimentación de los acontecimientos tal y como son, sin defensas y de manera plena, esto explica que las personas muchas veces realizan conductas que son desadaptativas para evitar experienciar que son displacenteras, por ello en medida a que acepten lo ocasional y limitadas que son estas experiencias, dejaran atrás la necesidad de recurrir a dichas conductas  

Dejar pasar

Esto se refiere a no tener atadura y saber desprenderse a algo o a lo que se está aferrado, ya que este afán de aferrarse entra en conflicto con la característica de la realidad la cual se basa en la temporalidad de las cosas, es decir, nada es duradero dentro del mundo material, por lo que, todo persiste y desaparece.

Intención

Se trata del objetivo individual que nos dirige hacia un propósito. Aunque no se posea un motivo inmediato para meditar existe una finalidad que se persigue al decidir experimentar estos momentos de conciencia plena y orientarnos cada día hacia ese fin. 

Mindfulness y sus aplicaciones clínicas

Al principio los objetivos de la investigación con mindfulness fueron la calidad de vida, reducción del estrés y del dolor, poco a poco estos han ido incrementando hacia las aplicaciones en afecciones mentales y físicas. 

Estrés – Distrés

Existe evidencia sobre mindfulness que incluye revisiones y datos sobre estrés y distrés,mediante esto se concluyo que las intervenciones basadas en mindfulness son efectivos para reducir el estrés.

Trastornos del estado de ánimo

Debido a múltiples estudios se concluyó que el mindfulness puede ser eficaz para mejorar los síntomas depresivos en conjunto con otro tipo de tratamientos, también fue utilizado para la prevención de recaída en pacientes que padecían de depresión mayor. Respecto al trastorno bipolar, se identificó un efecto positivo sobre síntomas depresivos ansiosos y la reducción de ideaciones suicidas.

Trastornos de ansiedad

Para pacientes con Trastorno de Ansiedad Generalizada arrojó resultados que demostraron una reducción significativa de los síntomas, al igual que para el trastorno de estrés postraumático,.

Somatización

Estudios concluyeron que la intervención con mindfulness ayudaba con la disminución de la ansiedad, depresión, y dolor asociados con trastorno de somatización, mejorando así la calidad de vida de los pacientes.

Abuso de sustancias

Mediante una revisión sistemática, se obtuvo evidencia de que las intervenciones que están basadas en el mindfulness, pueden ayudar a reducir la compulsión del consumo de sustancias tales como tabaco, alcohol, opiáceos, anfetaminas, cocaína y marihuana.

Trastornos de conducta alimentaria

Mediante un programa creado para el tratamiento de atracones alimentarios, se buscó que los pacientes cultivarán la conciencia de comer, la autoaceptación y un balance emocional propio, para así mejorar el autocontrol y los síntomas depresivos que están ligados a esto, dando como resultado que este programa disminuyó la cantidad de atracones en los pacientes.

Trastornos de personalidad

Estudios arrojaron mayores resultados de eficacia en el trastorno límite de la personalidad, disminuyendo la ideación suicida y recaídas.

Dolor

Estudios controlados demostraron que las intervenciones basadas en mindfulness son más eficaces para combatir el malestar psicológico y reducir el dolor que el tratamiento convencional, ya que provee una mejor aceptación del dolor y de las funciones físicas, al igual que ayudaba con la reducción de intensidad en pacientes con dolor crónico, sin embargo, aún no existen suficientes datos e investigaciones para afirmar que este método alivie el dolor.

Cáncer

En el 2009 se evaluaron los efectos del mindfulness en la salud mental y física de varios pacientes de cáncer, dando como resultado que este puede ayudar con el factor psicosocial de estos pacientes, en otro estudio en pacientes con cáncer de mama se notaron disminución de depresión y ansiedad.

Enfermedad cerebrovascular

Algunos estudios, como el realizado por Lawrence (2013), Un revisión sistemática de las intervenciones basadas en mindfulness en casos de ataque isquémico transitorio y acv, esto ha demostrado resultados positivos en cuanto a los factores fisiológicos, psicosociales y psicológicos, que incluyen síntomas como presión arterial, alteraciones en la percepción de la salud y la calidad de vida, ansiedad y depresión.

 

Asimismo, otras revisiones sistémicas apoyan dichos resultados y han demostrado que se incluyen mejoras en la cognición, el equilibrio y el estado de ánimo,así como la reducción del estrés. 

 

Otras aplicaciones

 

Por último se han demostrado resultados positivos en pacientes con hipertensión, esclerosis múltiple, fibromialgia y artritis reumatoide. Al mismo tiempo, fuera del ámbito clínico el mindfulness es una técnica que implementada con objetivos relacionados a la gestión de las emociones y el desarrollo personal de las potencialidades aporta importantes beneficios que han sido constatados por pacientes en distintas situaciones alrededor del mundo e incluyen:

 

  • Repasar sensaciones y pensamientos desagradables observando cómo son realmente.
  • Incrementa la calma y la paz interior.
  • Mejora los niveles de aceptación y compasión de sí mismo.
  • Se comienza a reconocer el cambio de pensamiento, emociones y sensaciones que pasan por la conciencia. 
  • Mayor equilibrio en aspectos internos que apoyan una menor reactividad emocional.
  • Aprender a localizarse en el presente como el aquí y ahora fuera de lo que acontece el pasado o en el futuro.

 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp