fbpx

El Gaslighting: la forma de manipulación que pasamos por alto

el gaslighting

El abuso psicológico está siendo cada vez más visibilizado en los distintos ámbitos donde ocurre. Esta forma de maltrato sustituye los medios físicos por los emocionales, verbales y mentales, pasando desapercibido en muchas ocasiones.  Sin embargo, no debe de pasarse por alto ya que comprende cualquier acción dirigida a controlar, aislar socialmente, desvalorizar, denigrar, humillar o hacer sentir mal con uno mismo, acusar o culpar. 

 

Entre estos se encuentra el gaslighting, un fenómeno por el que muchas personas son víctimas dentro y fuera del núcleo familiar. Aprende todo sobre este tipo de maltrato para erradicarlo.

 

¿De qué se trata el Gaslighting?

el gaslightingEs una forma de abuso psicológico que consiste en negar la realidad o presentar información falsa con el fin de hacer dudar a la víctima de su memoria, percepción o cordura. De esta forma, el manipulador intentará que la víctima tenga una visión fragmentada y llena de lagunas sobre una cadena de hechos con el objetivo de que no pueda exigir responsabilidades. 

 

Por eso, mediante el gaslighting se puede inducir a la persona a modificar sus propios recuerdos, o incluso a creer que ciertas cosas que recuerda no ocurrieron más allá de su imaginación. Algunas frases en respuesta a una queja son: “estás loco/a”, “no es cierto, eso no ocurrió” y “eres muy sensible”. 

 

Cuando estas y otras frases se repiten en nuestro diálogo con personas que nos rodean, deberíamos comenzar a activar las alarmas ante manipulación muy probablemente estamos siendo víctimas de ese efecto y el victimario lo hace de forma consciente o inconsciente.

 

¿De donde proviene esta forma de abuso psicológico?

 

Una persona que crece en un hogar donde se practica el gaslighting puede desencadenar en hijos victimarios, ya que las conductas fueron observadas en la infancia, una etapa evolutiva del desarrollo en la que los niños aprenden mediante la observación de modelos, siendo posible que tomaran esta referencia para relacionarse y obtener ciertos beneficios al encontrar que su padre o madre se comportaron así.  

¿Cómo enfrentarse a un Manipulador emocional?

 

En primer lugar, es esencial tomar conciencia de nuestros derechos, deseos, necesidades y prioridades como persona, lo cual nos permite estar seguros de lo que queremos. Y a su vez, confiar en nuestra intuición cuando algo no va bien.

 

El respeto y dignidad deben de mantenerse siempre al momento de expresar nuestras opiniones, sentimientos y deseos de forma asertiva. La asertividad también nos permite acudir con preguntas directas ante el manipulador emocional, que nos permitan saber qué quieren y cuáles son sus intenciones para así evitar caer en su red de engaño.

 

También, debemos recordar que tenemos la potestad de expresar cuando algo nos incomoda y poder decir un “no” rotundamente sin sentirnos culpables. Esta misma certeza se debe de buscar al momento de confrontar al manipulador emocional, para hacerlo desde la calma, seguridad y firmeza.

 

Otros aspectos a considerar

Cuando una tercera persona se encuentra presente, esto es un impedimento para que el manipulador emocional logre su objetivo con sus intentos de confundirte, en estos casos con tan solo su presencia puede ser una forma de liberación para la víctima.

Aprendamos juntos a identificar las diversas señales para saber si somos víctimas del Gaslighting

 

Según la psicóloga Robin Stern, autora del libro The Gaslighting Effect, estas son las 10 señales para identificar si somos víctimas del Gaslighting: 

 

  • Cuestionas tus ideas o acciones constantemente

 

  • Te preguntas si eres demasiado sensible muchas veces al día.

 

  • Siempre te disculpas con tus padres, familiares, parejas, amigos o jefes

 

  • Te preguntas porque no eres felíz, si aparentemente están pasando cosas buenas en tu vida.

 

  • Constantemente ofreces excusas a tus familiares o amigos por el compartimiento de tu pareja.

 

  • Te ves a ti mismo reteniendo u ocultando información para no tener que dar explicaciones o excusas a tu pareja, amigos, jefes o familiares.

 

  • Empiezas a mentir para evitar que te cambien o te hagan cuestionar tu realidad.

 

  • Te cuesta tomar decisiones, incluso aquellas que son simples.

 

  • Sientes que no puedes hacer nada bien.

 

  • Te preguntas si estás siendo lo suficientemente buen hijo, amigo, empleado, novio, constantemente.

 

Consejos básicos para la prevención del Gaslighting

 

  • Confía en ti y en tu memoria: nadie puede conocer tu realidad y tus sentimientos mejor que tú.

 

  • Evita perseguir la aprobación de los demás: respeta las opiniones pero ten la tuya propia, lo luches por hacer cambiar de opinión al resto de personas.

 

  • Rodéate de personas que te hagan sentir bien: te ayudarán a ver la vida de otra forma y mejorarás tu estado de ánimo, dejando atrás los efectos negativos de la luz de gas.

 

  • No dejes que superen tus límites: no permitas que te griten o que te hagan sentir mal.

 

  • Aléjate de las personas tóxicas: no aportan nada bueno en tu vida y solo te hacen entrar en un bucle de desconcierto y sufrimiento. Por difícil que sea, mira las cosas desde un punto objetivo y toma las decisiones correctas.

 

  • No dejes que nadie decida por ti: evita tener que delegar en otra persona para las decisiones que solo te atañen a ti, puedes pedir consejo, pero siempre debe prevalecer tu criterio.

 

  • Trabaja tu autoestima: es la base de todo, si no la tenemos perdemos la confianza en nuestro criterio, por lo que seremos la presa perfecta para el gaslighting.

 

  • Evita la dependencia emocional: no delegues algo tan importante como tu felicidad en otra persona, pues entonces será ella la que tenga el mayor control sobre ti. Válete por ti mismo.

 

  • Mantén tu red de apoyo fuerte: es fundamental en el proceso que está vivenciando la víctima de Gaslighting, tanto en el momento en el que es víctima de este abuso psicólogo, como también luego al momento de recuperar su autoestima. 

 

Importancia de la detección y abordaje 

 

Recordando que son pocas las veces en las que las propias víctimas son conscientes de su situación, por ello suelen ser las personas de su entorno las que le alertan y en muchas ocasiones intentan que abran los ojos para acabar con esta tortura emocional. 

 

Lo más importante es darse cuenta de estar sufriendo este tipo de abuso y en base a eso, apoyarse en amigos y familiares para liberarse y dejar atrás lo antes posible dicha relación tóxica

 

También debemos tener en cuenta que la mejor opción es acudir a un profesional, por ello amigos y familiares deben animar a la víctima a asistir antes un terapeuta que sabrá cómo abordar el problema con las técnicas adecuadas.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email