El autosabotaje como fracaso programado

el autosabotaje y la discordancia propia

El autosabotaje como fracaso programado

¿Te han hecho alguna vez el comentario de que te estás “saboteando”? Todos sabemos que sabotear se trata de irrumpir con el correcto funcionamiento de algo, en este sentido no es muy lógico sabotear nuestro propio desempeño si tenemos tantas ganas de lograr algo. La verdad es que no todo el tiempo nos comportamos de forma irracional y muchas veces las dudas y argumentos desestabilizadores provienen de nosotros mismos. 

Estos obstáculos que nos colocamos para posponer, inventar excusas o buscar siempre la gratificación inmediata se conocen como autosabotaje y es importante que conozcas cómo el fracaso se programa en estas acciones para detener este tipo de comportamiento. De esta manera, podemos cambiar a pequeña escala la apreciación que tenemos sobre las cosas y mejorar nuestro desempeño.

Idea inicial o definición 

El autosabotaje es un fenómeno inconsciente e involuntario que consta de realizar comportamientos o comenzar un diálogo interno que nos dificulta la realización de nuestros propósitos. Nadie decide de forma voluntaria ponerse trabas en sus tareas, pero sí evitamos tomar consciencia de que muchas de las acciones que repetimos no nos benefician y retrasan nuestro avance. Por lo tanto, esta clase de acciones contradictorias no nos permiten alcanzar nuestros propósitos a largo plazo y nos dificultan las metas a mediano plazo. 

Al respecto, se pueden mencionar algunas causas para esta manifestación que no se relacionan con trastornos mentales, pero recuerda que si hay una patología de base, debes mantenerte en tratamiento psicoterapéutico. Entre las causas del autosaboteo destaca el temor al éxito, que puede presentarse a consecuencia de experiencias vividas y patrones de crianza; En segundo lugar, los asuntos sin tratar pueden convertirlo en un mecanismo de defensa, una manera de tomar excesivo control sobre tus acciones o presencia del síndrome del impostor (donde a pesar de esforzarnos en exceso para alcanzar la meta concluimos que “no lo merecemos”).

Recomendaciones para detener el autosabotaje

el autosabotaje y la discordancia propiaCuando nos colocamos inconscientemente en modo autosabotaje llevamos a cabo acciones donde somos nuestro propio enemigo. Pero espera, no se trata de desconfiar de nosotros mismos, al contrario, la confianza y seguridad son factores cruciales para tener un papel activo en nuestra toma de decisiones. Del mismo modo, al tomar consciencia de lo que genera ciertas respuestas y aceptar que no es más que una traba para nuestro bienestar será posible cambiar en pro de los objetivos que tenemos. 

Cuando no sabemos por dónde comenzar ese cambio se puede caer en el hoyo de la autocompasión o, por el contrario, desarrollar un diálogo severo hacia nosotros mismos donde nos repetimos una y otra vez los errores cometidos. No se trata de juzgarnos sino de realizar las mismas tareas con un punto de vista diferente. Fija tu atención en las siguientes claves para librar tu camino de los obstáculos que has colocado.

Objetivos alcanzables

¿Cuántas veces no estamos seguros de que somos capaces de hacer una tarea pero preferimos rechazarla o procrastinar durante días? El punto está en identificar que sí podemos cumplir nuestra meta y dar los pequeños pasos necesarios parlo primero que tenemos que tener claro para no sabotearnos es saber que las metas propuestas son posibles. Ya sea realizar la asignación en cuestión, ya sea un informe laboral, un ensayo académico o una carrera universitaria; constantemente hemos probado que somos capaces de llegar hasta allí. 

Por lo tanto, identificar nuestra aptitud para una disciplina es el primer paso para tomar la responsabilidad para hacerlo de la mejor forma posible y sin interrupciones como hacer scrolling en redes sociales. 

Motivación 

Para poder realizar todas las acciones cotidianas las personas necesitamos de una motivación. Aún más, las grandes aspiraciones, que tienden a necesitar de continuas pequeñas acciones para alcanzarlas, necesitan de una gran fuerza que nos impulse a por ellas.

Podemos comenzar por plantearnos si entre todas las alternativas estamos escogiendo la que más nos agrada. Además, utilizar técnicas para mantenernos motivados como un diario, plan de acción o bullet journal ¡usa tu creatividad! 

La paciencia es un don 

De la prisa solo queda el cansancio, recuerda que para poder comenzar un proyecto a largo plazo necesitarás poner a prueba tu paciencia. Pensándolo fríamente, es un requisito indispensable para poder disfrutar del proceso creativo en muchos ámbitos y no sólo buscar salir de la tarea de turno para ya no tener que lidiar con ella.

Si logramos pasar de manera grata el tiempo del proceso evitaremos la frustración que constantemente daña nuestro autoconcepto. Asimismo, se relaciona con la frase “trabaja en lo que te apasiona y no trabajarás nunca” ya que en definitiva disfrutar del paso a paso en la realización de nuestras tareas es un gran plus.

Rutina equilibrada

Para evitar el autosabotaje es necesario contar con estabilidad en todos nuestros ámbitos, recuerda que para enfocarnos en realizar una tarea que requiere atención sostenida y concentración debemos encontrarnos bien físicamente (gozando de buena salud), estar emocionalmente equilibrados y mentalmente despejados de otras preocupaciones o rumiaciones que nos puedan alterar. 

En caso de que te identifiques con malestar físico o psicológico recuerda que acudir a personal de salud especializado es de vital importancia para mantenernos en condiciones óptimas y vivir con tranquilidad.

Relación entre el autosabotaje y el autoconcepto

Si tenemos la idea de que somos incapaces, débiles o poco aptos para desenvolvernos en nuestro entorno y desempeñar los cargos que deseamos es posible que nos topemos con obstáculos constantemente. Esto se debe a que la confianza en nosotros mismos es primordial para desempeñar cualquier cargo, desenvolvernos en una relación o tomar la responsabilidad de nuestras decisiones. Contar con un buen autoconcepto nos permite tomar las riendas de nuestras acciones, crearnos una planificación y cumplirla de forma armoniosa y realizar las tareas con paciencia. 

Reconocer que construimos nuestro camino y estar al tanto de que nos podremos encontrar obstáculos es parte de la vida y requiere estar seguros de nuestras capacidades para no ir tambaleando a cada paso. Reforzar tu relación contigo mismo puede ser el primer paso para cumplir tus metas y desempeñar los roles que deseas, siendo capaz de divertirte en el camino.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp