fbpx

Dualidades inevitables en el ser humano

dualidades

Dentro de la psicología del desarrollo humano se tratan temas o principios que pueden permitir un acercamiento a los aspectos que son parte de cada individuo y que se deben considerar dentro del estudio. Las personas a lo largo de la historia de la humanidad han presentado una enorme habilidad de adaptación a distintos ambientes y entornos sociales. 

 

En la búsqueda por responder la pregunta de si el desarrollo es proceso natural que se basa en la maduración biológica o es el resultado del aprendizaje, por ello para cada profesional de la salud mental es indispensable manejar la existencia de dualidades que explican las diferentes posturas que han surgido para explicar y potenciar las habilidades personales.

  

¿Qué es son las dualidades?

dualidades

Se trata de una característica o propiedad que se refiere a algo que contiene dos naturalezas, sustancias o principios que coexisten. Por ejemplo, la coexistencia de dos rasgos distintos en una misma persona. Por ello, se pueden presentar dilemas entre tendencias.

 

Además, el término dualidad ha sido tomado por distintas ramas del conocimiento para convertirse por una parte en un concepto matemático y por otra en una tendencia filosófica que considera la existencia como dos sustancias. Comprender o conocer la existencia de las dualidades que las personas tenemos dentro de nosotros mismos puede ser de suma importancia para llegar a la integración de estas partes, ya sea una síntesis o un equilibrio que favorezca el bienestar y la aceptación.  

 

Dualidad Individuo-Sociedad

Indica que el ser humano es individual y a su vez un ser social que no puede definirse desde un único polo. Es la síntesis de su existencia no social y su pertenencia social y ha dado lugar al estudio de la sociología y la antropología, explorando los aspectos y las dimensiones en que las personas son parte de un todo social pero también un todo en sí mismo.

 

En el desarrollo el punto de mira de las ciencias como la psicología, la medicina y la biología observa a personas individuales. Sin embargo, no es posible dejar de lado que el desarrollo se da en un contexto social y necesita de las interacciones con otras personas perteneciendo al todo social desde su propio contexto que incluye la cultura, la generación específica y en el tiempo histórico al que pertenece.  

 

Dualidad Aprendizaje-Genes 

Por una parte, la heredabilidad indica en qué proporción las diferencias individuales dependen de los genes, esto se debe a que todos contamos con características y comportamientos innatos. 

 

En cuanto al aprendizaje, esta tarea requiere de numerosas funciones cognitivas y el cerebro tiene la capacidad innata de poder adquirir nuevas habilidades y conceptos a lo largo de la vida. Por ello, biológicamente se cuenta con la capacidad de aprender y el entorno es capaz de modificar aspectos que favorezcan la supervivencia en un entorno cambiante. 

 

En cuanto a las capacidades psicológicas se destacan dos tipos de innatismo, el primero es uno modular, que denomina a las estructuras psicológicas como consecuencia de módulos innatos, encapsulados. Mientras que el segundo es un innatismo del estado inicial, que afirma que cada niño nace con un juego de representaciones con sus propias reglas y coloca a las estructuras iniciales como reversibles ante nuevos resultados.

 

El conocimiento de esta dualidad indica que la conducta no es la suma de una parte ambiental y otra genética sino que proviene de una interacción compleja de múltiples factores, una dimensión biológica y otra cultural donde influye la historia.

Dualidad Afecto y Cognición 

La distinción entre cognición y afectividad es un tema común en la psicología y filosofía, ya que destaca aspectos relevantes de la experiencia común. 

 

Los afectos, emociones o sentimientos se relacionan con el conocimiento ya que lo presuponen, sin embargo, las ideas no se sienten dado que en su lugar se captan o se tienen. Los cambios que en la vida sobrevienen son tanto neurofisiológicos como intelectuales y afectivos o sociales, por lo tanto, cada individuo debe integrar los cambios y determinar un proyecto y sentido de vida que satisfaga ambas dimensiones.  

 

Dualidad Desarrollo-Aprendizaje 

Existen distintos modelos que explican cómo a lo largo de la vida se produce el desarrollo, que a su vez interactúa con los aspectos de la vida práctica, cotidiana y llena de estímulos. Esta dualidad ha sido estudiada según diferentes focos de atención estableciéndose los siguientes modelos.

 

  • Modelos  ontogenéticos: indican que cada ser humano sigue una secuencia evolutiva universal y no aprueban la existencia de logros cognitivos fuera de la norma.
  • Modelos sociogenéticos: dicta que según la cultura, la clase social o el sexo, se pueden predecir secuencias evolutivas por lo que no existirían pautas generales de desarrollo.

se predicen numerosas secuencias evolutivas según la cultura, el  sexo  o  la  clase  social.  Es  un  modelo  relativista  porque  no  concibe  unas  pautas universales de desarrollo. 

 

  1. c) Modelos  no  deterministas: este modelo asegura que el azar tiene que ver con la capacidad de algunas personas para desarrollar habilidades de forma extraordinaria, mientras que las circunstancias biológicas y sociales no son determinantes sino aspectos que influyen de modo no absoluto. 

 

Dualidad Mente-Cuerpo

Es la parte de la psicología de la mente que propone que los fenómenos mentales no son físicos, por lo tanto, es posible separar el cuerpo y la mente. René Descartes pensaba que la mente no es una sustancia física que ocupa un espacio dentro del cuerpo y que la conciencia y autoconciencia eran las responsables de la inteligencia en lugar del cerebro. 

 

En este aspecto intervinieron tres tipos de dualismo, siendo el primero el dualismo de sustancias, que indica que la mente y la materia son fundamentos distintos. En segundo lugar está el dualismo de propiedades, que obedece a que la distinción ontológica es como el emergentismo (las propiedades de un sistemas no se reducen a las propiedades o procesos de sus partes) y se basa en las propiedades tan diferentes que tienen la mente y la materia. 

 

Por último, el dualismo de predicados asegura que los predicados mentales no pueden reducirse a los predicados físicos.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email