¿Qué es la distimia y en qué se diferencia de la depresión?

¿Qué es la distimia y en qué se diferencia de la depresión?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La distimia también denominada trastorno depresivo persistente, se categoriza como un trastorno psicológico de tipo afectivo, el cual influye directamente en el estado anímico del individuo, similar a una depresión que se determina con menor severidad, pero que es más crónica, es decir que prevalece más en el tiempo.

Si bien comúnmente puede ser confundida con la depresión, no obstante existen ciertos factores o señales que permiten hacer una diferenciación:

  • Intensidad: La depresión puede afectar de forma drástica la vida del individuo que lo padece, ya que lo puede inhabilitar en cuanto a su capacidad para desenvolverse en sus actividades cotidianas.
  • Cronología: La distimia puede desarrollarse en edades más tempranas, al momento en que se presente inestabilidad emocional y sentimental. A su vez su duración es de al menos uno o dos años.
  • Su duración: La distimia se mantiene presente de forma permanente, al ser una afección crónica, sin embargo sus síntomas pueden ser controlados, siempre y cuando sea tratado adecuadamente por un especialista de la salud mental.
  • Cantidad de síntomas: La depresión posee una mayor cantidad de síntomas que pueden inhabilitar aún más al individuo.
  • Tipo de tratamiento: La distimia no necesariamente se trata mediante el consumo de fármacos, ya que por lo general se realiza una revisión periódica, sin embargo en los casos más extremos si es necesaria la ingesta de ciertos medicamentos.

Síntomas de la distimia

  • Cansancio general
  • Poca energía
  • Problemas para dormir: Insomnio o hipersomnia
  • Problemas de alimentación: Aumento o pérdida de apetito
  • Problemas de concentración
  • Irritabilidad
  • Pensamientos negativos
  • Inseguridad
  • Ansiedad
  • Llanto excesivo
  • Aislamiento social
  • Síntomas físicos como dolores de cabeza o dolor crónico

Diagnóstico

Su diagnóstico se puede establecer a través de la aplicación de evaluaciones médicas, las cuales abarcan desde el examen físico, análisis de laboratorio y la evaluación psicológica.

De igual modo se ha comprobado la coexistencia con otras enfermedades médicas como es el caso de la cardiopatía, cáncer o diabetes, o incluso otros trastornos asociados, como la adicción a ciertas drogas o ansiedad, es por ello que su temprano diagnóstico es crucial para su efectiva recuperación.

Causas de la distimia

¿Qué es la distimia y en qué se diferencia de la depresión?El trastorno distímico posee su origen químico, es decir el desequilibrio de los químicos o neurotransmisores que son procesados por el sistema nervioso central, desencadenando el estado depresivo, debido a la ausencia principalmente de serotonina, conocida como la sustancia de la felicidad.

Por otro lado se considera que igualmente la herencia es determinante, al encontrarse con cierta frecuencia en personas que son familiares y padecen dicho trastorno.

Las situaciones traumáticas, problemas de alta dificultad como una situación económica precaria o elevados niveles de estrés, paulatinamente pueden generar un importante desgaste de la serotonina generada por el cerebro, ocasionando que se produzca la distimia.

A su vez existen ciertas complicaciones que pueden reforzar los síntomas de la distimia, como la falta de bienestar, conflictos familiares, dolor crónico, ansiedad, abuso de sustancias, problemas de productividad en el trabajo o academia, entre otros aspectos no menos importantes.

Tratamientos de la distimia

Principalmente al tratar la distimia se puede considerar tanto los medicamentos como la psicoterapia, establecidos como los más efectivos, aunque el tratamiento dependerá directamente de diferentes factores identificables, tales como la gravedad o intensidad de los síntomas, la intensión del paciente en querer abordar sus problemas emocionales, las inclinaciones personales, los tratamientos anteriormente aplicados, entre otros aspectos.

En el caso de los fármacos normalmente se observan antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, así como los antidepresivos tricíclicos, y los inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina. Para determinar qué tipo de tratamiento debe ser consumido, es indispensable la evaluación e indicación de un especialista médico en salud mental.

¿Cuándo acudir a un especialista?

En el momento en que sientas que tu o la persona que lo posiblemente lo padece, cuenta con ciertos síntomas o signos similares a los anteriormente mencionados, es importante acudir a un especialista que pueda valorar la situación y tratarlo con efectividad.

Este tipo de trastorno es silencioso y prácticamente puede pasar desapercibida, es por ello que se debe tener mucho cuidado frente a ella, ya que lo puede padecer cualquier tipo de persona sin distinción de edad o género.

No es un trastorno fácil de afrontar, por lo que se debe trabajar en una red de apoyo, con la que logres participar en conjunto y por lo tanto ser capaces de sobrellevar el trastorno y mejorar el estado de salud mental, sin mayores consecuencias.

En Chile Psicólogos puedes agendar una cita online de forma rápida y fácil para que así recibas en consulta una atención profesional y especializada.

También te puede interesar:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079