Diferencias entre el coaching y la psicoterapia ¡No lo confundas!

el coaching

Actualmente existen muchas prácticas y actividades que afirman contar con la solución para tus problemas, el manejo de emociones desagradables y la manera de enfrentar los conflictos que se nos presentan en el día a día. De este modo, muchas personas optan por distintas terapias espirituales, grupos de apoyo o disciplinas en las que una personas preparada para ello les prepara para un mejor desarrollo personal. 

Una de las prácticas que están de moda en estos tiempos es el Coaching y muchos de sus seguidores entusiastas lo han plantado como la mejor solución al letargo, los obstáculos emocionales o la desmotivación, haciéndoles posible rendir mejor y sentirse autosuficientes en la vida. Sin embargo, es importante separar lo que abarca el Coaching de la psicoterapia, en especial si experimentas manifestaciones importantes de malestar y pasas por síntomas que no te permiten desempeñar tus actividades diarias.

¿Qué es el coaching? 

el coachingSe trata de una disciplina que se centra en potenciar el desarrollo personal y profesional dirigiendo a las personas hacia objetivos tangibles y mejorar la comunicación tanto consigo mismos como con terceros. También, se dice que aborda el método para gestionar los cambios necesarios para el cumplimiento de dichos objetivos, sueños y metas.

Para esta finalidad el Coaching se basa en el método GROW, un compendio de 4 fases o pasos para alcanzar cualquier resultado. Goal (objetivo/meta), Reality (realidad), Options (opciones); son los pasos que conforman este acróstico y que dirigen la acción mediante tres pilares fundamentales: la toma de conciencia, la autocreencia y la responsabilidad.

El coach

Profesional en Coaching que tiene una preparación en esta disciplina y se encarga de guiar, orientar y motivar al cliente en su crecimiento personal y la resolución de problemas. Un Coach puede dedicarse al coaching personal (life coaching), deportivo, ontológico o empresarial.

El coachee

Se trata del cliente, la persona que recibe el coaching individual o grupal siendo llamados coachee (un cliente) o coachees en plural (varios clientes). El coachee es una persona sana, que necesita de ese empujón para cumplir sus aspiraciones y seguir un camino que antes no estaba claro

Lo que hace un coach y lo que no

Un coach es un profesional en su área que está calificado para entrenar las habilidades personales y potenciar las aptitudes de sus clientes para obtener altos logros, para esto el coaching adopta herramientas de la psicología humanista. Estas técnicas son de tipo no terapéuticas y se enfocan en el presente y se orientan a la acción (qué hacer y cómo hallar soluciones).

Por ello, el coach no se encuentra bajo la denominación de profesional de la salud mental o de la conducta y su relación con el coachee es de ayuda para experimentar cambios externos, ya que se aborda únicamente en personas sanas. Asimismo, no realiza evaluación psicológica, no puede determinar un diagnóstico, ni estipular un programa de tratamiento acorde al caso para poder salir del cuadro clínico. Si un coach pretende tratar algún trastorno se encuentra en un incumplimiento de su rol.

El coach hace al cliente responsable de entrenar y potenciar sus competencias, de ese modo toma la responsabilidad de sus acciones y pone en práctica. Para ello aplica la escucha activa, practica la mayéutica y empodera a la persona. No toma el papel fundamental del psicoterapeuta para desarrollar junto al paciente dichas competencias, para lo cual se involucran conocimientos aprendidos por el profesional.

Diferencias más importantes entre el coaching y la psicoterapia

el coaching sandboxPara aquellos que tienen una idea de cómo funciona el proceso psicoterapéutico es más fácil notar las limitaciones que el coaching posee en el crecimiento personal. No obstante, muchas personas se conforman con saber que en ambas disciplinas están invirtiendo en potenciar sus capacidades y obtener herramientas para dirigir sus pasos con la certeza de que se encaminan hacia sus logros. 

Tanto el coach como el psicoterapeuta trabajan en torno al bienestar personal, por lo que para consolidar diferencias elementales y ser responsables de nuestra salud mental podemos mencionar los siguientes aspectos. 

El tipo de orientación que brinda

La terapia psicológica se fundamenta en una relación de atención clínico-terapéutica, esta intervención a problemáticas relacionadas con manifestaciones psíquicas y/o físicas implica el tratamiento apropiado para cada cuadro psicopatológico o alteración cognitiva, afectiva o bienestar familiar y de pareja. En caso de identificar estos problemas el profesional en el coach no está calificado para abordarlo y debe de remitir a la persona a un psicólogo.

De este modo, la psicoterapia puede ser también un acompañamiento psicológico para quienes buscan desarrollar sus habilidades, mientras que el coaching sólo cuenta con técnicas de esta índole.

El nivel del profesional

El coach debe de estar bien preparado en su área, para esto realiza un curso o preparación y puede formar parte de asociaciones de coaching nacionales o internacionales. Al contrario, un psicólogo es un profesional en educación superior que forma parte de un colegio, cuenta con su federación y cumple con leyes estipuladas para el ejercicio de su carrera como personal de la salud.

Los casos que trabajan

Los coach ayudan a las personas a percibir cambios externos en sus hábitos y comportamientos que los ayuden a mejorar el ámbito que desean. A diferencia de esto, los psicólogos suscitan en sus pacientes cambios internos, como la reestructuración de sus esquemas cognitivos, resignificación sobre experiencias que vivieron en el pasado o cambios cognitivo-afectivos.

El enfoque de aplicación

El coaching se basa en técnicas no terapéuticas para el cumplimiento de las metas específicas para cada coachee, para esto se aplican estrategias motivacionales en las que en ocasiones se puede ser demasiado positivo e idealista al implementar frases como “todo se puede alcanzar”. 

A diferencia de este aspecto, la psicoterapia es un enfoque realista que se basa en la validación y la aceptación de todas las dimensiones propias y externas que no podemos cambiar, por ello lo más común es dirigirnos hacia un concepto de “no podemos controlar todo” poniendo bien los pies sobre la tierra y aplicando técnicas terapéuticas apropiadas a cada problemática o variable. 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp