Diferencias entre Asocial y Antisocial que todos debemos conocer

Antisocial o Asocial?

Muchas veces las personas suelen confundirse entre estos dos términos, ya que son un poco parecidos en su estructura gramatical y pueden ser mal interpretados. Sin embargo, tienen características diferentes que cuando las aprendes o lees puedes reconocerlas con facilidad. 

 

En principio, las personas asociales son aquellas que pueden incluirse o ser partícipe en la sociedad pero prefiere no hacerlo al no sentirse en comodidad, mientras que una persona antisocial puede presentar patrones de desprecio por el orden social o pueden manifestar conductas delictivas y rebeldía deliberada. 

 

¿Qué es ser antisocial?

Una persona antisocial puede presentar un patrón de desprecio hacia la sociedad, realizar actos imprudentes, engañosos e ilegales sin ningún tipo de remordimiento para beneficio propio o por puro placer, dichos actos pueden poner en riesgo la vida de las demás personas e incluso la de sí mismos. Los antisociales suelen mentir y actuar de manera impulsiva.

 

El diagnóstico debe ser realizado por criterios clínicos y algunos de sus tratamientos pueden ser los siguientes: Terapia cognitiva-conductual, fármacos antipsicóticos y antidepresivos.

 

Trastorno de personalidad antisocial

 

Las personas pueden presentar los primero síntomas de este trastorno a la edad de 15 años en adelante y según criterios médicos del Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM) concluyen que este trastorno de personalidad es mucho más común en los hombres que en las mujeres. 

 

Algunos estudios demuestran que a pesar que el trastorno de personalidad antisocial puede ser de por vida, existen casos en donde los síntomas van disminuyendo con el paso del tiempo, sobre todo los que demuestran conductas destructivas y delictivas. 

 

Algunos de los síntomas que pueden presentar persona con el trastorno de personalidad antisocial son los siguientes: 

 

  • Suelen ser cínicos e irrespetuosos.
  • Son manipuladores para obtener beneficios o por puro placer.
  • Tienen a sentirse superiores a las demás personas.
  • Violan constantemente las leyes y derechos de los demás.
  • Falta de empatía, no sienten remordimientos al causarle daños a terceros. 
  • Son agresivos tanto con las personas como con los animales. 

Tratamiento para el trastorno de personalidad antisocial

 

Este trastorno de personalidad puede tratarse a través de varios métodos, pero no es tan sencillo. Si el paciente es diagnosticado antes de los 15 años de edad, la mejoría se puede ver a largo plazo, pero con pacientes mayores se deben de buscar metas a corto plazo para poder ver mejoras. Para estos casos el tratamiento dependerá de cada individuo y en su voluntad de cambiar sus conductas. 

 

La psicoterapia forma parte del método para tratar este trastorno de personalidad, en donde su objetivo es dialogar con el paciente para abordar aspectos de violencia, manejo de ira y en algunos casos controlar el abuso de las sustancias alcohólicas. La terapia casi siempre funciona si los síntomas no son graves y si el paciente está dispuesto a colaborar en su progreso. 

 

En cuanto a los medicamentos se le recetan para afecciones que a veces pueden estar asociadas con los trastornos de personalidad como lo son: la ansiedad, la depresión o agresividad. No existe un medicamento que vaya totalmente dirigido al trastorno antisocial. Algunos de estos medicamentos pueden ser los siguientes: Litio, valproato o inhibidores selectivos de la recapacitación de serotonina. 

   

¿Qué es ser asocial?

Antisocial o Asocial?

Una persona con conducta asocial es aquella que conoce y podría acoplarse a las normativas de la sociedad pero por algún motivo prefiere no hacerlo. Este tipo de personas puede sentirse a gusto con sus familiares y pequeños círculos de amistad mas eligen pasar la mayor parte de su tiempo estando solos. 

 

Las ciencias sociales han optado por tomarlo más como un rasgo de personalidad que como un trastorno, ya que dentro del concepto hay comportamientos y actitudes que la persona asocial escoge conscientemente y que la mayoría de las veces van en contra de los ideales o pensamientos del resto. 

 

Características de una persona asocial 

 

Como se ha dicho anteriormente una persona asocial conoce y sabe como desenvolverse dentro de la sociedad y como entablar conversaciones, simplemente prefieren no hacerlo y si lo hacen toman la decisión de cuándo y con quién ejecutarlo. Aún más, a continuación se enumeran otras características que pueden presentarse en estas personas: 

 

  • Son personas empáticas. 
  • Disfrutan más la soledad que una reunión, ya sea familiar o con amigos cercanos. 
  • Poseen habilidades para relacionarse.
  • Son personas con mucha creatividad artística. 
  • Suelen ser independientes. 
  • Si deciden relacionarse puede ser porque se sienten cómodos o porque su participación puede aportar algo significativo o beneficioso para terceros. 

 

Psicopatología del comportamiento asocial

 

Ciertos niveles de conducta asocial se perciben en personas introvertidas y no se llegan a considerar una característica patológica a menos que genere a la persona malestar clínicamente significativo. En estos casos el abordaje psicológico es necesario para facilitar el proceso de adaptación y la reestructuración de creencias erróneas sobre estos comportamientos. 

 

También, la conducta asocial se puede presentar como síntoma de un trastorno cuando se acompaña de otros criterios para el diagnóstico de: trastorno esquizoide de la personalidad, trastorno esquizotípico, trastorno de personalidad por evitación y fobia social o ansiedad social. 

 

Tratamiento para la conducta asocial

La conducta asocial no es una patología y siempre suele manifestarse en personas introvertidas las cuales pueden mejorar mediante la psicoterapia. Sin embargo, algunas personas con otros tipos de trastornos de personalidad pueden presentar los síntomas de la conducta asocial, como por ejemplo: Los trastornos de esquizoide, el trastorno esquizotípico, el trastorno de personalidad por evitación y la fobia o ansiedad social. 

 

Diferencias entre las características antisocial-asocial

 

  •  Una persona antisocial desconoce cómo cumplir con las normativas de la sociedad ni tampoco a cómo involucrarse con un círculo social, la persona asocial cumple con esas reglas y conoce las herramientas para formar parte de la sociedad, sin embargo prefiere no hacerlo.
  • Un antisocial tiende a manifestar actitudes de vandalismo por resentimiento hacia la sociedad.
  • Una persona asocial a pesar de preferir su soledad, demuestra interés por algunos eventos y se involucra cuando se siente cómodo o cuando hay un propósito.
  • Una persona antisocial demuestra actitudes de hedonismo, una persona asocial demuestra empatía. 

Comparte este artículo