Cómo ser más abierto de mente y sus inmejorables beneficios

cómo ser más abierto de mente

Estar abierto a otras perspectivas facilita la consecución de soluciones, pero para que esto suceda es importante ampliar nuestra zona de confort y considerar otras ideas.

Revisar las creencias que tenemos acerca del mundo es parte importante del aprendizaje y del propio desarrollo personal.

Si quieres saber cómo ser más abierto de mente, entonces lee este artículo hasta el final.

 

¿Qué significa tener la mente abierta?

Visto lo que ya mencionamos, no es sencillo establecer un concepto único, pero estos aspectos te van a ayudar a tener una idea más clara:

  • Tener mente abierta es estar tan libre como se pueda de prejuicios.

 

  • Si nos ceñimos más bien al ámbito psicológico, la mentalidad abierta se considera como la apertura a probar nuevas experiencias y a considerar otras perspectivas.

 

  • La mentalidad abierta también implica la habilidad para hacerse preguntas y tener disposición para conseguir respuestas, por más que no sean de nuestro agrado.

Lo contrario a una mente abierta es una mente cerrada en la que abunden los dogmas y las creencias incuestionables.

Este tipo personas son fáciles de reconocer porque suelen fijar posturas innegociables la gran mayoría de las veces.

Dicho de otro modo, son las personas que están dispuestas a “ganarlas” todas y a no considerar ninguna otra idea como válida.

De hecho, este tipo de actitud se puede ceñir a un ámbito específico. Por ejemplo, puede que haya personas dispuestas a no considerar ninguna otra religión como válida.

Esto indica que cuando alguien busca cómo ser más abierto de mente, también debe tener en cuenta que es prácticamente imposible que tal apertura sea absoluta.

 

Características de las personas de mente abierta

  • Si algo caracteriza a este tipo de personas es la curiosidad por escuchar lo que los demás piensan. Cuando preguntan, no lo hacen con la intención de librar una “batalla de palabras”.
  • Ellos mismos desafían sus ideas y no tienen problema en asumir que pueden estar equivocados.
  • Rara vez se molestan consigo mismos por haberse equivocado
  • Son capaces de entender que los demás piensan de una forma específica por algo y que esa forma de pensar ha tenido alguna utilidad en sus vidas.
  • Consideran que los demás tienen derecho a expresar sus opiniones.

 

Los beneficios de desarrollar una mente abierta

Si hay un rasgo que identifique a los grandes sabios de la historia es que, en su mayoría, han sido personas con amplitud de visiones.

Por ejemplo, Albert Einstein se jactaba de no saber muchas cosas con frases como esta:

“Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas”

En el fondo, lo que se puede interpretar de sus palabras es que, hagamos lo que hagamos siempre vamos a desconocer una buena parte del mundo, por tanto, hasta él, quien es considerado uno de los grandes físicos de la historia, admitió que tenía mucho aprender y por descubrir.

Tales palabras no pudieron haber sido mencionadas por una persona que no tuviera una mentalidad abierta. Si no, ¿cómo habría conseguido las respuestas que consiguió a diversos planteamientos físicos?

Así que lo beneficios de tener la mente abierta pudieran resumirse de la siguiente forma:

  • Mayor conocimiento: este es el primer hecho evidente en quienes se dan el permiso para cuestionar muchas de sus creencias y para escuchar las de los demás.

 

  • Más optimismo: quienes se empeñan en mantener la mente “cerrada” suelen ser más pesimistas. El exceso de control en las ideas puede interpretarse como miedo al futuro. De ahí que muchas personas se aferren a sus ideas porque esto les da la sensación de seguridad.

 

  • Generar relaciones interpersonales más sanas: ¿cuántas peleas se habrán podido evitar gracias a una mayor apertura de mente? En redes sociales es común que veamos verdaderas batallas entre personas que están a favor y en contra de alguna idea. Lamentablemente, tal gasto de energía termina siendo un desperdicio que no aporta mayor beneficio.
cómo ser más abierto de mente
Desarrollar una mayor apertura mental te permite conocer personas valiosas y vivir experiencias novedosas.

Cómo ser más abierto de mente

Solemos clasificar la información en categorías. A esto, Jean Piaget le llamó “esquemas”.

Cada vez que conocemos una nueva información la clasificamos según nuestros esquemas existentes en un proceso que se conoce como asimiliación

Por el contrario, cuando queremos ajustar nuestra comprensión del mundo a una nueva información , el proceso que describe Piaget se llama acomodación.

La asimilación es un proceso bastante fácil, pero la acomodación no porque, teóricamente, se está creando un sistema de archivos totalmente nuevo.

El proceso de acomodación es más factible si la persona se basa más en evidencias que en juicios que tienden a lo subjetivo.

No es lo mismo creer que la Tierra es plana, que tener la evidencia de que así es.

1. Presta atención al sesgo de la confirmación

Tenemos montones de sesgos acerca de la percepción del mundo. Cuando buscamos cómo ser más abiertos de mente, un sesgo del que debemos estar pendientes es el sesgo de confirmación.

Este sesgo hace que queramos utilizar cualquier hecho para confirmar nuestras hipótesis.

Por ejemplo, si un día creemos que la ropa de color azul atrae la mala suerte, entonces buscaremos asociar hechos desafortunados con la presencia de ropa de color azul.

Lo cierto es que los hechos desafortunados no tienen una relación directa con ningún color.

2. Hazte preguntas

A casi todos nos encanta estar seguros de lo que decimos. A más uno le pasa que, aun cuando sepa que no tiene la razón, mantiene su posición de forma irreductible, innegociable, a pesar de las consecuencias que se vengan.

Si tú eres de estas personas, pregúntate:

  • ¿Cuánto sé realmente de lo que estoy hablando?
  • ¿Es confiable la fuente que me suministró esta información?
  • ¿Qué puedo ganar si cuestiono mi idea?
  • ¿Cómo puedo afectar a los demás si mantengo esta forma de pensar?

3. El Efecto Dunning-Kruger y la humildad intelectual

Por muy experto que seas en un tema, puede que te estés equivocando. El Efecto Dunning Kruger explica que aquellas personas que se consideran expertas en un tema están menos dispuestas a cambiar de opinión, aun frente a las evidencias.

Es como si las personas sobreestimaran aquello que saben, haciéndolos ciegos de su propia ignorancia.

Si esta es una característica de tu forma de pensar, considera que todas las personas del mundo, absolutamente todas, saben algo que tú no.

 

Conclusión acerca de cómo ser más abierto de mente

Es común que mantengamos posturas poco flexibles en muchos momentos de nuestras vidas. Esto es bueno para el cerebro porque nos ahorra energía, o sea, no tenemos que pensar.

El problema es que si no piensas, cultivarás actitudes poco receptivas y te perderás de la experiencia de conocer otras personas, culturas y perspectivas.

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp