¿Cómo prevenir y superar una adicción a los videojuegos? ¿Se puede lograr?

¿Cómo prevenir y superar una adicción a los videojuegos?

Actualmente son muchas las familias que viven el problema de la adicción a los videojuegos.

Decimos que son familias porque el problema no solamente afecta a la persona a la que le cuesta despegarse de la consola de videojuegos.

También se ven afectados el resto de familiares que están en su círculo cercano.

Normalmente son los padres los que tienen que lidiar con la llamada de atención que le hacen los profesores en el colegio debido al incumplimiento de los deberes escolares.

La situación llega a tal nivel de alerta que la OMS la cataloga como un problema de salud que consiste en un patrón de comportamiento de juego persistente o recurrente.

Para entender mejor este problema hagamos antes un repaso general de la situación.

 

¿Qué es la adicción a los videojuegos?

La adicción a los videojuegos se cataloga como una enfermedad que provoca una necesidad difícil de controlar en la que se “consumen” de forma compulsiva juegos electrónicos.

En esta situación influye el diseño propio de los videojuegos el cual está hecho con base en reforzadores de ciertas conductas.

A pesar de que la OMS clasificó el trastorno del juego como una adicción grave, la Asociación Estadounidense de Psiquiatría no la considera como una condición de salud mental pues afirma que primero es necesaria una mayor investigación clínica.

 

Síntomas de adicción a los videojuegos

Aunque no hay criterios establecidos de manera uniforme por la principales organizaciones mundiales de la salud, hay algunas señales evidentes en la dificultad para gestionar el tiempo y el motivo por el cual alguien juega a los videojuegos.

Antes entrar en detalles con la clasificación es importante tener en cuenta que el tiempo que pasamos en los videojuegos no es el único factor determinante para pensar en una adicción.

También lo es el propósito.

Por ejemplo, cuando hay un adicción el juego se convierte en la principal forma de afrontar la vida.

Las situaciones de angustia se terminan resolviendo con videojuegos y hasta las relaciones interpersonales tienen a través de este mecanismo.

Para facilitar la comprensión clasificados no síntomas en dos categorías: síntomas físicos y síntomas emocionales.

Síntomas físicos

Los síntomas físicos que indican una posible adicción a los videojuegos son:

  • Fatiga (normalmente producida por desórdenes en el sueño).
  • Dolores intensos de cabeza y fatiga visual
  • Dolores en las muñecas y antebrazos producido por el uso excesivo de los mandos o el mouse de la computadora.
  • Mala higiene personal

Síntomas emocionales

  • Preocupación por lo que esté sucediendo con el juego aún cuando no esté presente en él. Esto significa que nunca disfrute ninguna otra actividad porque esté pendiente del momento en que pueda conectarse a jugar
  • Irritabilidad cuando no puede jugar
  • Mentir a su círculo cercano sobre la cantidad de tiempo que pasa en los videojuegos
  • Desinterés por establecer relaciones interpersonales sólidas más allá del mundo de los videojuegos

 

¿Es la adicción a los videojuegos una verdadera adicción?

Casi cualquier adicción de la que se hable hoy en día puede terminar siendo una idea generadora de controversia.

Lo que sucede en el caso específico de los videojuegos es que faltan investigaciones que sean concluyentes.

De cualquier modo, voltear la vista y fingir que que no hay personas con problemas para gestionar el tiempo que pasan frente a los videojuegos es un acto de ingenuidad.

Por otra parte, casi cualquier mensaje que intente prevenirnos el daño que pueda haber en el uso indiscriminado de videojuegos, se pierde en la comunicación que surge a partir de la industria de los videojuegos.

Por supuesto, esta suele negar cualquier efecto negativo que causen sus productos.

Si bien la adicción a los videojuegos aún no se incluye en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V), sí se incluye como una condición que requiere un estudio adicional.

Por tanto, merece que le prestemos atención.

 

Efectos nocivos de una mala gestión de los videojuegos

Este es otro aspecto polémico de esta adicción, puesto que no hay estudios que sean concluyentes.

Alguno de los efectos negativos más visibles son:

  • Disminución de los comportamientos cooperativos en las interacciones sociales. De algún modo, el entorno deja de ser importante y la atención se centra en sí mismo.
  • Aumento de comportamientos agresivos, sobre todo en los juegos que impliquen combates, bien sean con armamento o sin él.
  • Aumento en las tasas de sobrepeso producto de la disminución de actividad física regular.
  • Rendimiento escolar y laboral deficiente.
  • Control de impulsos deficientes y dificultades para concentrarse más allá del momento en el que están en el videojuego.
  • Mayor tendencia a la ansiedad y a la depresión, sobre todo por el aislamiento social que surge a partir de la cantidad excesiva de tiempo que pasan en los videojuegos.
  • Mayor tendencia al consumo de pornografía.

 

 ¿Cómo superar una adicción a los videojuegos?

Como en tantas otras situaciones en la vida, la mejor forma de superar una adicción a los videojuegos es prevenirla.

Para ello es necesario establecer límites estrictos de tiempo. Esto, en primera instancia, es algo que compete a los padres.

Por otra parte, es importante que la consola o los dispositivos para jugar estén fuera de la habitación.

En el caso de los niños, una vez más, esta será competencia directa de los padres.

Si el videojuego está instalado en el celular, es clave comprender que los niños no deberían usar este tipo de aparatos hasta que alcancen un grado de madurez importante, hecho que sea cercano a la adolescencia.

Otra forma de superar la adicción a los videojuegos es programar actividades que no se relacionen con el problema.

Por ejemplo, practicar algún deporte, inscribirse en el concurso o unirse algún grupo cuyo interés no se afin a los videojuegos.

Tampoco deben usarse los videojuegos como un mecanismo para aliviar el estrés o la preocupación. Programa actividades están dedicadas a ti y a tu cuidado personal que sean verdaderamente relajantes o enriquecedoras.

Si todo esto te cuesta, pide ayuda profesional.

Un psicólogo especializado es el profesional indicado para ayudarte en tu caso.

 

¿Cómo prevenir y superar una adicción a los videojuegos? Conclusión

Aunque algunos pretenden censurar el uso de los videojuegos, estos generan momentos de esparcimiento y entretenimiento.

Los mismos deberían practicarse únicamente en momentos en los que haya verdadero tiempo libre para hacerlo.

En su defecto, se pueden aplicar como recompensas para momentos en los que se haya cumplido con los deberes.

Aprender a decirles basta después de un tiempo de juego desde el inicio es una excelente forma de no cederles el control de tu vida.

 

 

 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp