Clínica integral: tratamientos multidisciplinarios en salud mental

clínica integral
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Los tratamientos que requieren de distintas especialidades de la salud, son aquellas que se llevan a cabo en una clínica integral, abarcando desde problemas de obesidad, enfermedades crónicas físicas y mentales.

Historia de los tratamientos multidisciplinarios en salud mental

Desde el momento en que se aceptó la existencia de las enfermedades mentales en el siglo XVIII, se inició un período de investigación y determinación de posibles tratamientos mentales, partiendo de los síntomas y signos que pueda presentar el individuo. Generando la necesidad que otras disciplinas que se encargaran de estudiar la mente humana y su comportamiento, proporcionando diferentes enfoques con un mismo objetivo.

Con ello se permitió establecer los factores de riesgo y prácticas preventivas en salud mental, permitiendo un nuevo movimiento de salud pública, estableciendo el modelo preventivo como principal contribución.

clínica integral La atención primaria de salud es la clave, al representar el primer nivel que se establece entre sistema sanitario, con el individuo, familia y comunidad, promoviendo así una activa participación de las diferentes disciplinas de la salud en función de las necesidades comunitarias.

Para 1920 se constituyen las primeras clínicas de asesoramiento infantil en Estados Unidos, convirtiéndose posteriormente en clínica integral, al incluir un equipo terapéutico de psiquiatras, psicólogos y trabajadores sociales.

¿Qué es un tratamiento multidisciplinario?

De acuerdo a una investigación realizada por Eduardo García, publicado en la Revista de Endocrinología y Nutrición (México, 2004), señala que el tratamiento de los problemas relacionados a la salud, partiendo desde la perspectiva multidisciplinaria, automáticamente involucra distintas profesiones, debido a la complejidad de la patología que pueda tratarse, tal como sucede en el caso de la obesidad en el que es necesaria la intervención del médico, nutricionista y psicólogo.

Cuando se plantea un tratamiento multidisciplinario en una clínica integral, normalmente los especialistas evalúan al paciente y en base al diagnóstico, en conjunto trabajan en distintas propuestas para tratar con mayor efectividad la problemática que pueda estar padeciendo el individuo.

Clínica integral especializada en salud mental

Las personas que son diagnosticadas con patologías mentales normalmente requieren de un sistema de apoyo extenso para poder minimizar los efectos de su situación actual y poder reinsertarse en la sociedad, a través de la activa participación de un equipo multidisciplinario, compuesto por:

  • Psiquiatras
  • Psicólogos
  • Trabajador social
  • Enfermera
  • Terapeuta ocupacional
  • Auxiliar

Este equipo no necesariamente se establece como un grupo absoluto, ya que su participación e intervención dependerá del contexto o problemática que se pueda plantear en el diagnóstico y tratamiento del paciente.

Cuando una persona posee un cuadro complejo en el que se requiere el consumo de tratamiento farmacológico y terapéutico, es indispensable la acción conjunta tanto del psiquiatra como psicoanalista, a los fines de devolverle al paciente la capacidad de poder reflexionar y concentrarse en su cotidianidad.

Ante ello es fundamental la comunicación frecuente y sencilla, estableciéndose revisiones de distintos casos clínicos junto al intercambio del conocimiento, permitiendo generar un proceso mucho más nutritivo y completo

Si bien en algunos casos se puede desarrollar la atención de forma individualizada, al igual se puede plantear un programa que beneficie al paciente el cual normalmente incluye:

  • Evaluación y diagnóstico del paciente de forma integral
  • Propuestas de objetivos
  • Creación de redes de apoyo (Familiar y laboral)
  • Creación de un programa asociado a la salud mental.

Ventajas

  • Una adecuada organización del programa de tratamiento multidisciplinario, puede ser en definitiva una de las mejores alternativas para mejorar considerablemente la calidad de vida del afectado.
  • El aumento de la comunicación entre los especialistas, genera un entorno de constante intercambio del conocimiento, permitiendo un proceso evolutivo del mismo, al aceptarse otras disciplinas o prácticas que en principio podían ser descartadas.

Desventajas

  • El desafío de la sincronización y constante comunicación entre los especialistas de diferentes disciplinas, puede ser una importante barrera para proseguir adecuadamente el tratamiento del paciente, debido a que cada profesional puede mantener una postura que sea inflexible dependiendo de su área de conocimiento, ocasionando que no se genere un programa concluyente para tratar al paciente.

Importancia del tratamiento multidisciplinario

Si una persona padece trastornos alimenticios, problemas para dormir o desórdenes de la personalidad, no necesariamente debe estar asociado a la distorsión de los procesos cognitivos, es posible que exista la influencia de algún aspecto hereditario, congénito, fisiológico o incuso socioeconómico que pueda estar desencadenado un cuadro patológico a nivel mental.

Es por ello que a través del equipo multidisciplinario es mucho más óptimo identificar el origen de la patología, o en su defecto ser tratado a través de prácticas integrales que abarcan no solo cambiar su conducta, sino su estilo de vida y entorno social.

Hablar de una clínica integral en salud mental ya es un hecho, no obstante en la actualidad no es suficiente la cantidad de profesionales que se dedican a la aplicación de tratamientos multidisciplinarios en salud mental frente a la demanda existente de patologías y trastornos o desórdenes.

También te puede interesar:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Paseo Bulnes 317 of 611, Santiago / Rafael Cañas 16 of J, Providencia / +56223683079