5 consejos transformadores si eres padre soltero

padre soltero

Si para ser padre debería haber una materia en la universidad, imagínate la que debería haber para ser padre soltero.

Tradicionalmente se ha asumido que son las mujeres asumen con mayor frecuencia este rol

La tradición, al menos en este caso, no engaña.

Sin embargo, la cuota de hombres que crían a sus hijos también existe y merece atención porque tiene particularidades que muchas veces pasamos por alto.

Quienes viven el ser papá soltero lo saben, pero quienes están por serlo o recién comienzan esta aventura no.

Los retos son muchos: no es sencillo llevar en paralelo la vida laboral y personal con la de padre.

Por eso preparamos esta lista con 5 consejos para ayudarte a que tu labor sea más sencilla.

 

1. No compares tus logros como padre soltero con los de una familia que incluye padre y madre

Tempus fugit decían los antiguos romanos.

No le falta verdad a esta aseveración: el tiempo vuela.

Por eso deberás tener presente que no te puedes multiplicar para todo.

Por más que lo intentes no podrás usar el tiempo de la misma forma en que lo usa una familia en la que ambos padres conviven.

Aunque no lo quieras, tendrás que incorporar algo de actitud multipropósito a tu vida, pero sobre todo, tendrás que hacer una gestión precisa de tu agenda.

No puedes compartir fácilmente las tareas de la crianza con alguien más así como lo hacen las parejas.

Evita compararte para que no aparezca la culpa.

padre soltero
Para que puedas disfrutar de la crianza, tendrás que manejar tu agenda con maestría. Aun así, habrá momentos en los que se te junten compromisos. No te culpes, es normal.

2. Selecciona bien tus tareas en el hogar

La gestión de las tareas del hogar será un punto clave durante tu labor como papá soltero.

Lejos de pelearte con las actividades que no te gustan hay varias alternativas para que cumplas con ellas sin frustrarte en el intento.

  • Si puedes, delega esos quehaceres en alguien más. Pagar porque alguien te ayude con la limpieza puede parecer un gasto innecesario, pero no es así si lo ves como una forma de disfrutar de más tiempo libre.

 

  • Si tu presupuesto no admite una opción como la anterior entonces hay otra alternativa en la que el resultado es un ganar-ganar. Si tu hijo o hija están en edad de ayudarte con la limpieza y el orden del hogar, entonces aprovéchalo. Será una oportunidad para que ambos fortalezcan su vínculo y para que le enseñes lo importante del valor responsabilidad

 

  • Si tu caso no es ninguno de los anteriores, entonces pide apoyo. No eres un superhéroe, así que ni lo intentes porque terminarás cansado y sin la energía necesaria para dedicarte al resto de actividades de tu agenda.

 

 

3. Ocúpate de tu duelo

Un padre soltero lo es por dos razones comunes: la primera es que se haya quedado viudo y la segunda porque le haya correspondido la custodia absoluta de su hijo.

En ambos casos tendrás que gestionar tu relación con tu propio dolor y la relación del niño con la madre (ausente en cualquiera de los dos casos).

El duelo es un sentimiento que se supera después de atravesar diversas etapas.

No te fuerces a “estar bien” ni lo intentes con tu hijo.

En la ecuación “ocuparse del duelo” es fundamental la ayuda psicoterapéutica.

Contacta un especialista de la salud mental para que te ayude a lograrlo de forma más liviana y, por qué no, más rápida que si lo estuvieras haciendo solo.

 

4. Pide apoyo a tus amigos, pero no cualquier tipo de apoyo

Este es un gran momento para que fortalezcas tus vínculos con tus amigos, pero ten cuidado con lo siguiente.

En momentos así es común que algún amigo o amiga, a veces con las mejores intenciones, termine entorpeciendo tu proceso de duelo y de adaptación a la nueva vida de papá soltero.

Por ejemplo, si el caso es que tu expareja decidió terminar su relación contigo para entablarla con otra persona, entonces puede darse el caso de que tu amigo meta constantemente el dedo en la llaga.

Así será muy difícil que avances.

No necesitas a nadie que te diga que tu expareja es una “mala persona” y mucho menos que haga comentarios ofensivos sobre ella delante del o los niños.

Este tipo de conversaciones deben ser limitadas al acompañamiento terapéutico.

Si se diera el caso de que necesites hablar al respecto, la conversación no debe girar en torno a tu expareja, sino a cómo te sientes.

Si se trata de viudez, es frecuente que los amigos alienten a la persona para que salga con otras nuevas y apure el proceso del duelo.

Esto también es un error para el que, en este caso, el viudo, deberá sentar las condiciones claras de las conversaciones y pedir que se evite este tipo de invitaciones sin ser juzgado como débil, dramático, aburrido, etc.

 

padre soltero
Procurar el bienestar propio como padre soltero es una forma de enseñarle a tus hijos valores como el autocuidado y el autorespeto. No todas las lecciones que les enseñas son dadas de forma directa.

 

5. No te descuides. Eres importante

La escena del padre soltero abnegado y entregado al 100% a la crianza de sus hijos es loable, pero tiene trampas. Muchas tal vez.

Comencemos por decir que un padre que no haga más que trabajar y criar a sus hijos estará educando con el mensaje del sacrificio.

Sacrificarse puede ser muy doloroso en la mayoría de ocasiones. Tomarse tiempos para sí mismo es enseñar de forma indirecta cómo se construye el autorespeto, la autoestima y el autoconcepto.

Por otra parte, una persona que descuide su alimentación, que no se recree y que no haga aquello que disfruta, tarde o temprano se sentirá frustrada y ello se notará también en la crianza.

Cuidado con el  “lo di todo por ti y ahora me pagas así” que pudieras estar construyendo.

Por último, aunque suene duro, tu o tus hijos algún día se irán de casa y empezarán su propia vida de adultos.

Tu rol principal como padre habrá perdido relevancia y tendrás tiempo libre para hacer muchas de esas actividades que tal vez antes no podías.

Esa transición puede ser muy dura de asumir si te habías olvidado de este detalle.

Es mejor mantener vigente el interés por lo que te gusta y, por poco que te parezca, agendar y realizar salidas con amigos o solo, sin los niños.

 

Conclusión

Ya sea que pierdas a tu cónyuge y a la madre de sus hijos por la muerte o debido a un divorcio, tendrás que adaptarte a la nueva vida.

Ser un buen padre soltero va a requerir de trabajo y atención contigo mismo. Ten presente que hay personas y grupos dispuestos a ayudarte.

 

 

 

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp