fbpx

¿Indicios de que sufres adicción al trabajo? ¿Qué es un Workaholic?

un Workaholic

Cuando entramos en la adultez y nos vemos en la obligación de iniciar nuestra vida laboral, podemos idealizar o querer dar lo mejor de nosotros consciente o inconscientemente, sin llegar a conocer las consecuencias de no velar por nuestro bienestar y nuestras relaciones de pareja, familia y amigos. Es necesario saber las diferencias entre dedicación al trabajo y el límite de obsesionarnos con el mismo al no saber desconectar de ese entorno y sus problemas. Es por ello, que reconocer los indicios de adicción al trabajo puede hacer que tomemos conciencia acerca de nuestro comportamiento. 

¿Qué es un Workaholic

un WorkaholicEste término es un anglicismo que en español se podría traducir como trabajólico (traducción más conocida), laboradicto, ergómano, entre otros. Esta palabra hace referencia a las personas que son “adictos al trabajo” o no tienen una sana relación con su medio laboral ya que tienden a continuar sus labores del trabajo fuera del horario establecido y remunerado. Además, estas personas tienden a sentirse mal si no se mantienen el mayor tiempo posible realizando tareas de este tipo a tal punto de no dedicar tiempo a reuniones familiares, sociales o personales; Este comportamiento puede incluso traer consecuencias de salud tanto físicas como emocionales.

Características de un adicto al trabajo

Algunas de las características que podrían ayudarte a saber si perteneces a ese grupo de adictos al trabajo son las siguientes:

 

  1.   Trabaja más de 45 horas cada semana, seis o siete días a la semana.
  2.   Trabaja hasta altas horas de la noche y descansa sólo unas pocas horas diarias.
  3.   Trabaja estando enfermo.
  4.   No puede negarse al momento que le ofrecen más responsabilidades
  5.   Prefiere comer en el carro, estando en el escritorio de trabajo o no respeta su horario de almuerzo y se aplaza hasta la cena para no perder tiempo.
  6.   Su autoestima se basa en los halagos como “Eres el más eficiente” o “Trabajador dedicado”
  7.   Su tema principal de conversación es el del trabajo.
  8.   No sale de vacaciones, no disfruta los fines de semana, el tiempo libre los deprime o pone ansiosos, cuando se enferma o tiene tiempo libre solo piensa en el trabajo.
  9.   Tienen alta tolerancia al maltrato y a los abusos, ya que los pueden llegar a considerar normales dentro de un marco de alta exigencia.
  10. Tienen a tomar responsabilidades que le corresponden a otros trabajadores.
  11. Sienten que son indispensables en el trabajo y cuando no toman en cuenta su tiempo y dedicación se frustran.
  12. Se consideran profesionales destacados y prácticamente invencibles.
  13. Tienden a ser muy desorganizados dentro de sus hogares.

Indicios que nos ayudan a identificar a un Workaholic

Fuera del ámbito clínico o profesional de la psicología, las personas pueden identificar que alguien no lleva una sana relación con su trabajo tomando en cuenta ciertas señales, esto se debe a que estos individuos tienen un perfil psicosocial que se destaca del resto. Por ello pueden presenciar las siguientes condiciones:

 

  1.   Negación de la situación
  2.   Manipulación de la información.
  3.   Comunicación interpersonal deficiente.
  4.   Alta necesidad de control.
  5.   Alto compromiso con la organización.
  6.   Trabajo extra, ya que tiende a llevarse trabajo a casa, trabaja en sus días de descansos y hasta cuando se enferma

Consecuencias para la salud física:

  1.   Cansancio extremo
  2.   Mala nutrición
  3.   Hipertensión
  4.   Trastornos vasculares y cardíacos, ataques cardíacos, embolias.
  5.   Trastorno del sueño, insomnio
  6.   Altos niveles de colesterol
  7.   Gastritis y úlceras
  8.   Pérdida de cabello
  9.   Contracturas musculares y dolores óseos.
  10. Propensión a infecciones

 

Recomendaciones para llevar una sana relación con el trabajo

Los conflictos relacionados al trabajo pueden ser tema tanto de profesionales en Recursos Humanos, cuando se aprecia que una persona se encuentra ya en un estado de burnout, hasta del profesional en psicología y psicoterapia que aborda estos motivos de consulta. El aspecto laboral es un elemento importante para la vida de todo ser humano y en la actualidad cada vez más hombres y mujeres incrementan sus horas de trabajo al nivel de intervenir con otros aspectos de su vida.

 

Si eres una persona que aún no cumple con todas estas características para ser considerado un Workaholic, entonces estás a tiempo para no convertirte en uno de ellos y por eso te damos las siguientes recomendaciones:

Trabaja solo en tu horario determinado

Lo primero que debes de hacer es saber cumplir con tus horario y rutinas de trabajo, si no finalizaste un deber del trabajo en ese horario y ves posibilidades de poder culminar mañana a primera hora al llegar, despreocúpate, llega a casa y disfruta de familia, amigos, sal y diviértete, cualquier otra cosa que no sea relacionada con lo laboral, esto puede llegar a ser un proceso gradual, pero se puede lograr con apoyo.

 

No tomes tareas de otro cargo

Debes saber delegar, sentar las bases con los compañeros de trabajo, no tomes todas las responsabilidades tú, si algunos de ellos desconocen o no culminó su deber puedes ayudarle con tus conocimientos pero no asumas el trabajo para realizarlo.

 

También, establece prioridades en las listas de tus pendientes, es una herramienta básica de productividad y ayuda a equilibrar tu vida personal y laboral.

Presta atención a tus necesidades

Cuida tu alimentación, cuando llegue la hora de tu comida en el trabajo, desconéctate y platica de otros temas de conversación con las personas a tu alrededor. Del mismo modo, toma vacaciones, disfruta el tiempo que te dan para dedicarte a tu cuidado personal y familiar, el trabajo estará cuando regreses y no se vendrá abajo por una semana o un mes sin tu ausencia.

 

Replantea tus motivaciones personales

Deja a un lado los objetivos, si a lo largo de tu carrera profesional este ha sido el impulso para mantenerte motivada, entonces busca otras motivaciones: pasa tiempo con tu familia, encuentra un hobby, realiza actividades al aire libre o haz ejercicios. Lo importante es que si decides hacer algunas de ellas ten en cuenta que deben de hacerte sentir seguro, en paz y obteniendo beneficios a la larga.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email