fbpx

Qué es el grooming y por qué leer esto puede salvar a tu hijo o hija

qué es el grooming

Si antes un niño o una niña tenía poco contacto con extraños es porque las diversas ventanas digitales que hoy tenemos no existían.

Ahora, con la irrupción y democratización de estos medios, por más que alguien esté dentro de las paredes de su hogar, está expuesto a la comunicación externa con mucha mayor facilidad.

Como todo, la internet tiene sus pros y sus contras.

Para entender mejor qué es el grooming y por qué representa un peligro para los niños, niñas y adolescentes, veamos qué es el grooming y como detectarlo a tiempo.

 

¿Qué es el grooming?

Aunque este fenómeno puede darse también en persona, lo más común es que nos refiramos al grooming como la relación que intenta construir un delincuente con un niño o niña (incluso a veces con su familia) para después abusar sexualmente de él o ella.

El grooming tiene, básicamente, dos formas de ejercerse y son las siguientes.

Abuso sexual en línea: cuando un niño, niña o adolescente esforzado a realizar alguna actividad sexual a través de un chat a compartir videos o fotos de contenido sexual.

Abuso físico presencial: cuando el delincuente ha convencido al niño o el adolescente para que se encuentren cara a cara con la finalidad de cometer el abuso.

qué es el grooming
La etapa de la preadolescencia y la adolescencia son particularmente delicadas porque las personas estamos consolidando nuestra imagen. En tal sentido, las inseguridades son más notorias y las respuestas positivas a los halagos son mayores.

Cómo se construye el grooming [desenmascarando al delincuente]

Si hay una palabra que identifica el grooming, esa es manipulación.

La manipulación se da en primera instancia porque hay una asimetría en el poder.

Con esto nos referimos a que hay una persona adulta que usa artimañas y lenguaje cercano para ganarse la confianza del niño.

El niño o adolescente no está en capacidad de discernir si quien está al otro lado de la computadora es, en efecto, quien dice ser.

De hecho, ni siquiera los adultos podemos tener certeza plena de ello en muchas ocasiones.

El tipo de lenguaje que el delincuente usa se basa en regalos y halagos para lucir más confiable.

Por ejemplo, un niño con problemas de autoestima puedes sentir una gratificación intensa cuando alguien lo reconoce por ser o actuar de una forma especifica.

Esto es lo que hace un groomer.

De alguna forma, detecta cuáles son las necesidades de reconocimiento del niño o de la niña y las satisface con sus comentarios o con regalos.

Una vez que ha logrado su meta de ganarse el cariño y la aprobación de esa persona, entonces procede a hacerle peticiones.

Las peticiones, como ya lo dijimos, pueden ser desde videos o fotos hasta encuentros personales, estos últimos, los más peligrosos de todos porque implican el riesgo de secuestro y hasta muerte.

Por supuesto, hablamos de una escala de peligro continuada, pues el solo hecho de que el delincuente tenga fotos de un niño y la difunda en internet, ha generado consecuencias de niños y niñas víctimas de bullying y posterior suicidio.

 

Señales de grooming

Esta es, tal vez, la parte más importante de este artículo porque aquí describimos cuáles son esas señales que deben preocuparte, inmediatamente, apenas las detectes.

Para que queden todavía más claras las dividimos en tres etapas, las cuales, básicamente, son las que están presentes durante el grooming.

Construcción de la relación

En esta etapa debes prestar mucha atención a señales cómo estás:

  1. El niño, niña o adolescente empieza a tener una actitud evasiva cuando intentas ver lo que está haciendo la computadora o en el teléfono celular.
  2. Notas que el niño, niña o adolescente tiene una conexión importante con una persona con la que conversa porque su estado de ánimo es más alegre que de costumbre.
  3. Notas que el niño, niña o adolescente empieza a pasar más tiempo frente a la computadora o el teléfono celular.

El delincuente gana poder sobre el niño

  1. Esa alegría que no estabas antes en muchas de sus acciones ya no es tan notoria.
  2. Si al principio descuidada sus deberes, ahora notas que los descuida todavía más.
  3. El niño, niña o adolescente comienza a mostrar una actitud más reactiva frente a tus preguntas, en ocasiones agresiva.
  4. Si el delincuente es de enviar regalos, será evidente que el niño llegue con ellos a casa. En este apartado específico es importante estar alerta porque pudiera recibirlos y esconderlos.

Manipulación y chantaje

  1. Como el delincuente ya se ganó la confianza del niño y construyó una relación con él o ella, es probable que ya tenga en su poder alguna foto o video suyo. El groomer usará estos elementos para poder manipularlo.
  2. El niño, niña o adolescente estarán más perturbados que nunca porque, muy probablemente, estén experimentando culpa y preocupación por el chantaje al que están siendo sometidos.
  3. Ahora otra persona es dueña de su tiempo y, aunque hará lo posible por no hacerse evidente, el niño en cuestión estará preocupado al momento de conectarse a algún dispositivo móvil, por lo que buscará cumplir con las horas pautadas. Si intentas ver sus conversaciones, notarás el nerviosismo en su actitud. 

 

Es necesario supervisar lo que ven los niños en los dispositivos electrónicos. Esto no tiene que ver con la libertad, sino con su protección y cuidado.

Formas de evitar el grooming

El grooming es evitable sí comienzas a ver a tus hijos como personas con capacidad para desarrollar el pensamiento crítico.

La positividad tóxica, esa idea de que todo saldrá siempre bien y de que no hay nada de que desconfiar, es una forma de pensar que puede acarrear muchos problemas.

Por más que quisiéramos, hay gente a quienes no les importa hacerle daño a otros y es necesario mostrar también esa cara de la moneda.

Otras recomendaciones importantes son las siguientes:

1.Trabaja en su autoestima. Permítele que se equivoque y que aprenda de sus errores sin ser juzgado con base en lo que hacen los demás. Dile lo importante que es para ti y que lo es en sí mismo a pesar de que alguien más pueda decirle lo contrario. Por el solo hecho de existir, ya es importante.

2. Háblale sobre sexualidad. La sexualidad es uno de esos temas que es preferible abordar en casa antes de que lo descubran por sí mismos o de que otra persona le hable al respecto. Toma en consideración que alguien más lo hará si tú no lo haces y probablemente lo hará con intenciones oscuras.

3. Genera una relación de confianza ya que tu hijo o hija te cuenten sus inquietudes, incluso aquellas relacionadas con lo que le sucede a otros niños.

4. Supervisa las conversaciones que tiene en su teléfono celular. La idea de que un niño, preadolescente y adolescente deben tener autonomía plena para gestionar este tipo de dispositivo puede ser muy peligrosa.

5. Fomenta espacios para que tu hijo o hija se impliquen en actividades que no estén siempre relacionadas con el uso de dispositivos electrónicos.

No subestimes las señales que puedas estar detectando. Ese “amiguito” o esa “amiguita” aparentemente inocente puede ser una personalidad ficticia creada con la intención de hacerle daño a tu hijo.

Conclusión acerca de qué es el grooming y cómo evitarlo

Los medios digitales son muy positivos si se usan con fines éticos, pero sobre todo, si se usan con responsabilidad.

Esto es vital en los niños, pero asumir que ellos pueden discriminar lo que es una gestión responsable o no, es ingenuidad.

Es nuestra labor, como adultos, hacernos cargo de mirar con ojo crítico sus interacciones, pero sobre todo, no delegar nuestras funciones como padres en dispositivos electrónicos.

Si tienes alguna inquietud con respecto a un caso de grooming, escucha a tu hijo o hija y comprende que, por su edad, era difícil que pudiera darse cuenta de lo que estaba por pasarle. Comunícate enseguida con las instituciones encargadas de estos asuntos en tu ciudad.

 

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email