fbpx

Mudras para meditar Los 10 indispensables para una conciencia superior

mudras para meditar

Meditar tiene una gran ventaja para vivir en bienestar: es gratis y fácil de hacer.

Sin embargo, muchos ignoran que hay formas de potenciar sus resultados.

Para esto, justamente, son los mudras: complementos tomados del yoga cuya intención es favorecer el acercamiento a sí mismo, tarea nada fácil en estos tiempos.

 

¿Qué son los mudras y cómo puedes utilizarlos en tu día a día?

Los mudras son gestos milenarios realizados con las manos cuya intención es conectarnos con nosotros mismos, con aquello de lo que continuamente estamos distraídos con el ruido exterior.

Los gestos, de origen hindú, se realizan con la mano y con los dedos. Según cuenta la tradición, también canalizan la energía y la distribuyen de forma armónica a través del cuerpo.

Aunque hay más de 100 mudras conocidos (algunos con diversas funciones), estos son los 10 que consideramos más poderosos y conforman un compendio básico que todos aquellos quienes meditan deben conocer.

 

10 mudras para meditar

1. Gyan

Este tal vez sea el mudra más conocido en la actualidad y el que más se difunde en cualquier muestra de mudras para meditar.

De hecho, si buscas imágenes de mudras, verás que es la que más aparece siendo ejecutada por los meditadores.

Su función es la de potenciar la concentración y hacer más aguda la memoria. Así que el momento para llevarlo a cabo es cuando se está estudiando o cuando se busca profundizar en una idea.

Forma de hacerlo: toca la punta del dedo índice con la punta de tu pulgar. El resto de los dedos deben permanecer relajados, tendiendo a lo recto, pero sin forzarlos.

 

mudras para meditar
Mudra para meditar. Fig 1.: Gyan

 

 

2. Buddhi

Si el mudra Gyan potencia la agudeza mental, este trabaja sobre esas ideas recurrentes que no terminamos de resolver.

Si lo vemos a través de una metáfora, el Buddhi es como la luz rompiendo la niebla espesa.

Así que la función primordial de este es aportar claridad mental y mejorar el diálogo interno.

Por supuesto, un diálogo interno más claro es también una forma de comunicarse mejor con el entorno.

Forma de hacerlo: el pulgar debe formar un “anillo” con el dedo meñique. El resto de los dedos deben permanecer relajados y tendiendo a lo recto.

 

mudras para meditar
Mudra para meditar. Fig.2: Buddhi

 

 3. Shuni (o Shoonya)

Con este mudra se mejora el estado de alerta plena y ayuda a equilibrar las emociones.

Como cualquiera que se haga durante la práctica de la meditación, ayuda a calmar los pensamientos.

Forma de hacerlo: toca la punta del dedo medio con la punta del pulgar. Mientras, el resto de los dedos deben estar entre una mezcla de relajados y rectos.

 

mudras para meditar
Mudra para meditar. Fig. 3: Shuni

4. Prana

Según esta tradición, este es uno de los mudras para meditar más importantes debido a su potencial para reactivar la energía del cuerpo.

Para la cultura en que se practica la meditación bajo estos parámetros, el prana es un fuerza vital inherente a todos los seres vivos. Según ellos, todos tenemos prana.

Por tanto, el mudra en cuestión ayudará a despertar el prana personal y lo sintonizará de mejor forma con el prana de los demás seres que lo rodeen.

Forma de hacerlo: junta la punta de tu dedo anular y el meñique con la punta de tu dedo pulgar.

 

mudras para meditar
Mudra para meditar. Fig.4: Prana

5. Dhyana

Es una de las representaciones clásicas con las que conocemos a Buda y el significado de este mudra para meditar es la más profunda de las concentraciones, tranquilidad y paz interior.

Forma de hacerlo: es uno de los mudras más sencillos de realizar por cuanto solo requiere que la mano derecha descanse sobre la izquierda. La mano derecha representa la iluminación y la izquierda la ilusión.

 

mudras para meditar
Mudra para meditar. Fig.5: Dhyana

 

6. Surya

Este es uno de los mudras para meditar que se emplea con fines curativos. En este caso, el Surya se usa para aumentar el metabolismo del cuerpo y mejorar la digestión pues, según afirma esta tradición, aumenta la temperatura corporal central.

Forma de hacerlo: dobla tu dedo anular hacia la base hasta que llegue a la base del pulgar. Nuestro consejo para que sepas exactamente hasta donde debe bajar es que la base del pulgar toque el nudillo del dedo.

 

mudras para meditar
Mudra para meditar. Fig.6: Surya

7. Apana

Cuanta la tradición que este mudra para meditar es ideal para “desechar” lo que el cuerpo no necesita, tanto en lo físico como en lo mental.

De este modo, aquellas situaciones del pasado que nos cuesta superar, se verían impactadas de forma positiva con este mudra.

Forma de hacerlo: toca la punta del pulgar con los dedos medio y anular. Los dos restantes quedarán rectos formando una especie de cornamenta.

 

Mudras para meditar
Mudra para meditar. Fig.7: Apana

8. Ganesha

Sí, tal como lo estás pensando, su nombre es el mismo de la conocida deidad hindú.

Ganesha es un dios que ayuda a eliminar las dificultades y,  justamente, esto es lo que hace este mudra.

Es uno de los mudras para meditar ideales para cuando se está afrontando tiempos difíciles.

Para potenciarlo se recomienda que concentres tu atención en el centro del corazón.

Forma de hacerlo: pon tu mano izquierda frente a tu pecho mirando hacia afuera y haz que encaje con la misma postura inversa de la mano derecha. Entre ambas deben conformar una especie de seguro difícil de romper. Sin desbloquear este gesto, tira como si tuvieras la intención de romperlo y regresa a la postura inicial cuando inhales.

 

Mudra para meditar
Mudra para meditar. Fig.8: Ganesha

9. Vayu

Este mudra se recomienda para casos de malestares estomacales e intestinales. Su principio es que ayuda a gestionar los “desequilibrios” del aire dentro del cuerpo, por lo que ayuda a expulsar los gases que producen hinchazón.

Forma de hacerlo: toca el nudillo del dedo índice con tu dedo pulgar. A diferencia del mudra Gyan, el dedo índice baja mucho más, ya que el toque no es punta con punta.

 

Mudras para meditar
Mudra para meditar. Fig.9: Vayu

10. Rudra

El significado de esta palabra en sánscrito es “señor”, lo cual es algo que esta tradición asocia con el poder personal, poder que se relaciona con el plexo solar.

Así que al practicarlo se obtienen beneficios como claridad mental y concentración y es ideal para personas con agotamiento y tensión constante.

Forma de hacerlo: haz que se toquen la punta de estos tres dedos: índice, anular y pulgar. Los otros dos deben estar rectos.

 

Mudras para meditar
Mudra para meditar. Fig.10: Rudra

 

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email