fbpx

Cómo satisfacer a una mujer en la cama [8 técnicas para aumentar el placer]

Cómo satisfacer a una mujer en la cama

El placer sexual es una de las motivaciones más fuertes que tenemos los seres humanos.

Esto es algo que, cada vez más, aceptamos. Con el paso del tiempo, los frenos culturales y religiosos se han venido relajando, dando paso así a una forma más natural de vivir las relaciones sexuales.

En torno a esta inquietud son varias las preguntas que nos hacemos.

Entre ellas destacan las que tienen que ver con el placer específico en caso de referirnos a hombres o a mujeres.

En este artículo desarrollaremos aspectos específicos acerca de cómo satisfacer a una mujer en la cama.

Veamos a continuación cuáles son.

 

1. Los besos no son solo el preámbulo, son parte de la satisfacción

Un error común cuando alguien se pregunta cómo satisfacer a una mujer en la cama, prácticamente descarta los besos y los sitúa como un hecho más antes del sexo.

Esto no es así y está muy lejos de serlo.

Los labios tienen muchas terminaciones nerviosas a las que, si se les da mayor importancia, son un elemento importante en la procura del placer femenino (y del masculino también).

Movimientos suaves, mordidas ligeras (como si mordieras una uva sin romperla) y las caricias en sí mismas, son rituales altamente eróticos sencillos y que cualquiera puede poner en práctica.

 

2. Estimula las zonas erógenas

No solo los genitales o ni los senos son zonas erógenas.

Por decirlo de algún modo, un juego de fútbol, no se desarrolla solo en la cancha. Los camerinos, el comedor y las áreas de entrenamiento también son necesarias para la acción final.

Aunque no todas las mujeres comparten las mismas zonas erógenas, el cuello, los codos, las piernas, la espalda y el cabello son perfectamente válidas a la hora de darle placer a una mujer.

 

3. Si vas a variar las posiciones de costumbre, evalúa sus reacciones o pregunta

Innovar en la cama…

Tal parece que nuestra sociedad se aburre fácil y siempre quiere nuevos estímulos.

En el sexo también se asoma tal inquietud, pero no es necesario abusar de la innovación.

En las parejas que saben satisfacerse en lo sexual prima la comunicación, pero si aun no has llegado a un alto nivel de confianza con ella, entonces tómate unos segundos para observar cómo reacciona frente a lo que propones.

Si notas que no le es del todo placentero, prueba con lo seguro.

Este impulso de probar posiciones que rayan en el contorsionismo, a veces, es justamente opuesto a la procura del placer.

 

4. El sexo oral

Si preguntar a tu pareja acerca de sexo fuera un deporte, ¿qué tan buen deportista serías?

El sexo oral no es algo con lo que todas las mujeres se sientan cómodas, así que es importante que valores si esta es una opción válida o no.

Sin embargo, cuando se trata de cómo satisfacer a una mujer en la cama, esta es una opción que debes, cuando menos, tomar en cuenta e intentar.

De hecho, es una opción a la que puedes apelar en diversos contextos para placer rápido e intenso.

Muchas mujeres disfrutan que su pareja las tome por sorpresa en alguna actividad y les haga sexo oral.

Por supuesto, no todos los contextos son adecuados para tales arranques, pero si se puede, vale la pena intentarlo.

 

5. El conocimiento de su fisionomía es un camino al placer

El hombre alcanza el placer antes que la mujer.

Si entiendes esto, ya tienes un importante camino recorrido.

La mujer, por el contrario, puede tomarse entre 15 y 30 minutos para alcanzar el placer máximo: el orgasmo.

Aunque el fin último del sexo no necesariamente es el orgasmo, no podemos negar que es para ellas es muy deseable de alcanzar.

No apures el proceso. Ellas se tardan más en lubricar y comenzar a disfrutar del acto sexual.

Aunque algunas personas quieran hacerte creer lo contrario para venderte algún curso o manual, no hay botones mágicos.

 

Cómo satisfacer a una mujer en la cama
La espalda es una zona erógena en muchas mujeres y bien vale la pena que la explores para proporcionarle mayor placer.

6. La penetración, esa fiel compañera que no falla

La penetración es una de las primeras ideas que se nos viene a la mente cuando hablamos de placer sexual.

Pero, ¿es tan monótona como pudiera parecer?

No.

Hay más allá del clásico empuje instintivo que nos imaginamos. Los movimientos circulares y los cambios de ritmo son parte del abanico de posibilidades de alguien que quiera saber cómo satisfacer a una mujer en la cama.

 

7. Presta atención a tu aspecto e higiene

¿Es el aspecto en realidad una técnica para complacer mejor a una mujer en la cama? No, pero como ayuda.

Y no nos referimos a la idea del hombre fisicoculturista con abdomen de tableta de chocolate, sino a los aspectos más básicos de estética que puedas imaginarte.

Unas manos con las uñas cuidadas y limpias no son por sí mismas un elemento de excitación. Sin embargo, la mayoría de mujeres manifiestan sentir predilección por este tipo de manos.

Aspectos como la cantidad de vello púbico y el cuidado general, también son parte de la ecuación.

Una vez más, como habrás notado, la comunicación será fundamental para establecer acuerdos sanos en este sentido.

El amor es aceptación, pero también tiene bastante de este tipo de detalles.

 

8. Acepta que el sexo no es concurso para destacar

Saber cómo satisfacer a una mujer en la cama implica antes la humildad necesaria para entender que tienes una persona en frente, no un juez ni alguien a quien tengas que demostrarle que puedes satisfacerla en lo sexual.

Si te concentras en esto, el sexo se desarrollará de una forma más orgánica, más natural.

Por extraño que suene, para satisfacer a una mujer o a un hombre en la cama, hace falta estar presente y reflexionar y resolver antes los tabúes que pueden impedirte no solo procurar placer a otro, sino alcanzar tu propio placer.

 

Conclusión acerca de cómo satisfacer a una mujer en la cama.

La fisionomía de la mujer es distinta a la del hombre.

Por tanto, la forma en que experimentan placer es distinta y la forma en que quedan satisfechas también.

A diferencia del hombre, ella atraviesa por un periodo refractario después del sexo, así que puede requerir besos y caricias después de haber terminado.

El hombre no suele querer esto, pero deberá saberlo comunicar para evitar malos entendidos.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email