logo chile psicologos

Fono : +56 2 25036366

PASEO BULNES 317 OF. 611, Santiago.
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00 hrs.
Sábados de 9:00 a 14 hrs.

Valeria Salas Fontecilla

PSICÓLOGA INFANTO-JUVENIL

 
Psicóloga Clínica de orientación sistémica con experiencia en salud pública y privada. Experiencia significativa en la atención de distintos niveles de desarrollo desde primera infancia hasta la adultez, para el acompañamiento psicoterapéutico de niños, adolescentes, adultos, y parejas.

 

Enfoque Terapeutico:

En psicoterapia cabe considerar al ser humano desde sus inicios, incluso antes de nacer cada persona aterriza en el mundo sujeto a un contexto familiar determinado, núcleo de múltiples significados afectivos y socio-culturales, cuyas influencias nos van constituyendo desde la temprana infancia, estas influencias moldean nuestro organismo y nuestro modo de observar y operar en el mundo. Considero que el espacio psicoterapéutico implica un viaje por parte del sujeto a reencontrarse con su sí mismo, espacio en el que adquiere significado su experiencia personal y su experiencia corporal, cargadas de la historia de sus vínculos afectivos. En este viaje es acompañado por el terapeuta, cuya labor es servir como espejo para que el sujeto pueda encontrar sus propias respuestas y empoderarse de su potencial interno. Todas las personas llegan al mundo dotadas de un potencial por desarrollar y es necesario “mirar hacia adentro” para recuperar nuestros recursos y desplegar nuestro mundo interior, acoger la responsabilidad de nuestro accionar y ser los protagonistas de nuestra historia. Para la psicoterapia infantil y juvenil es imprescindible trabajar con los padres o cuidadores, conocer los patrones de interacción y vínculos existentes en la dinámica familiar, para luego detectar en qué lugar residiría el desajuste que incita a la desarmonía. Paralelamente, es esencial promover el desarrollo emocional y creativo, tan necesarios para afrontar frustraciones de la vida cotidiana, de manera de adquirir mayores herramientas y seguridad.

 

Especialidades:

- Psicología Infantil
- Psicología Juvenil


Articulos escritos por Valeria Salas:

 

¿Deseas reservar una hora con Valeria Salas?

Para reservar una hora con Valeria Salas, selecciona alguna de las horas disponibles (cuadros blancos) y sigue los pasos que se te piden luego. No es necesario llamar por teléfono, la reserva online es suficiente, pero si tienes algún problema puedes comunicarte al número 25036366 (de Lunes a Viernes de 9 a 18 hrs) o escribir un mail a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

En psicoterapia cabe considerar al ser humano desde sus inicios, incluso antes de nacer cada persona aterriza en el mundo sujeto a un contexto familiar determinado, núcleo de múltiples significados afectivos y socio-culturales, cuyas influencias nos van constituyendo desde la temprana infancia, estas influencias moldean nuestro organismo y nuestro modo de observar y operar en el mundo.

Considero que el espacio psicoterapéutico implica un viaje por parte del sujeto a reencontrarse con su sí mismo, espacio en el que adquiere significado su experiencia personal y su experiencia corporal, cargadas de la historia de sus vínculos afectivos. En este viaje es acompañado por el terapeuta, cuya labor es servir como espejo para que el  sujeto pueda encontrar sus propias respuestas y empoderarse de su potencial interno. Todas las personas llegan al mundo dotadas de un potencial por desarrollar y es necesario “mirar hacia adentro” para recuperar nuestros recursos y desplegar nuestro mundo interior, acoger la responsabilidad de nuestro accionar y ser los protagonistas de nuestra historia.

            Para la psicoterapia infantil y juvenil es imprescindible trabajar con los padres o cuidadores, conocer los patrones de interacción y vínculos existentes en la dinámica familiar, para luego detectar en qué lugar residiría el desajuste que incita a la desarmonía. Paralelamente, es esencial promover el desarrollo emocional y creativo, tan necesarios para afrontar frustraciones de la vida cotidiana, de manera de  adquirir mayores herramientas y seguridad.